Inversores

Categoría

The Funded – Web donde las startups se unen para evaluar a sus inversores

Por babalum, 02-03-2008 12:50 pm

A raiz de la noticia aparecida en diversos medios Las startups se unen en internet para evaluar a sus inversores (Artículo original en Noticiasdot.com) he navegado un poquito “The Funded“.

En principio se trata de una Web claramente enfocada un público objetivo reducido, emprendedores e inversores. Los emprendedores valoran a los inversores que conocen diversos aspectos y se establece una puntuación global. La empresa de Capital Riesgo más valorada es Sequoia, conocida por su participación en Google, Youtube o Fon.

Son muy interesantes las cartas abiertas de los emprendedores a las empresas de Capital Riesgo. La mayoría de cartas tratan el mismo tema. Los emprendedores piden que se les trate con un mínima seriedad y cortesía profesional. Por lo visto es costumbre de las empresas Capital Riesgo no cumplir plazos prometidos de respuesta o simplemente no dar señales de vida incluso después de reuniones o después de haber intercambiado información. Al menos podrían decir que no les interesa.

Por lo demás el resto de comentarios está reservado solo a miembros registrados. Según TheFunded.com son ya más de 6.000 emprendedores en todo el mundo. Las solicitudes de alta son comprobadas manualmente.  Ya os contaré si aceptan la mía….

Sorprende que con un público objetivo tan limitado tengan un Alexa de 50.000. Esto demuestra una vez más cuan sesgado puede estar Alexa en casos de Webs principalmente usadas por gente del sector Internet.

Búsquedas recientes:

Manual sobre Inversores (11)

Por babalum, 26-09-2007 10:42 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

22. Necesitas inversores.

Algunos emprendedores dicen “Quién necesita inversores?” Empíricamente la respuesta parece ser: todo el que quiera tener éxito. Prácticamente todas y cada una de las startup de éxito ha buscado financiación externa en algún momento.

¿Por qué? Lo que la gente que cree que puede prescindir de los inversores olvidadn es que tendrán competencia. La pregunta no es si necesitas inversión externa o no, sino si más recursos te pueden ayudar. Si la respuesta es positiva y no buscas esa financiación, entonces aquellos competidores que si la obtengan tendrán una ventaja sobre ti. Y recuerda que en una startup una pequeña ventaja inicial puede convertirse en mucho.

Mike Moritz dijo que invirtió en Yahoo porque pensó que llevaban una ventaja de unas dos semanas a sus competidores. En realidad ésta ventaja resulto no ser tan significativa ya que al cabo de tres años apareció Google y le dio una patada en el culo a Yahoo, pero aún así hay algo de cierto en esas palabras. A veces una pequeña ventaja puede convertirse en un “si” para tu proyecto y un “no” para el proyecto competidor (ver los comentarios sobre la no linealidad de la vida en el librobit 32 de “Confundidos por el azar” de Nassim Taleb)

Pienso que a medida que vaya siendo menos costoso emprender una startup, irá siendo posible tener éxito en un mercado competitivo sin necesidad de fondos externos. Ciertamente buscar financiación tiene sus costes, pero en el momento de escribir éstas líneas todavía se puede decir que empíricamente esos costes acaban siendo muy rentables.

23. A los inversores les gusta que no los necesites.

Muchos emprendedores se aproximan a los inversores como si precisaran de su permiso para crear su compañía – un poco como en si estuviésemos en el colegio. Pero en la mayoría de casos éstos no hacen falta en absoluto, aunque pueden facilitar las cosas.

De hecho, los inversores prefieren con diferencia si no los necesitas. Lo que les sube la adrenalina, consciente e inconscientemente, es el tipo de startup que les dice “el tren está a punto de salir ¿lo tomáis o os lo vais a perder? “. Contrariamente les aburren frases como “¿por favor, podríamos obtener algo de dinero para fundar una compañía?”

A muchos inversores les gustan más el tipo de startups que los tratan de forma ruda. De todas formas ten en cuenta que las Capital Riesgo suelen ser bastante buenas a la hora de evaluar a las personas. Así que no trates de fingir y tratarles de forma ruda a no ser que esté seguro de que eres el siguiente Google, porque te calaran en dos segundos. En su lugar procura tener siempre un plan B. Ten planificado de antemano un plan alternativo para empezar tu andadura si un inversor te rechaza. Tener ese plan es el mejor seguro que puedes tener para nunca necesitarlo.

Consecuentemente no deberías arrancar una empresa que sea demasiado costosa de arrancar porque sino estarás a merced de los inversores. Si realmente quieres hacer algo que cueste mucho dinero, empieza por una parte más pequeña y amplía tus ambiciones para cuando vayas a buscar financiación.

Por lo visto el animal que tiene mayor probabilidad de sobrevivir a una guerra nuclear es la cucaracha ya que es muy difícil de matar. Eso es lo que deberías querer ser inicialmente como startup. En vez de ser una bonita y frágil flor que necesita tener su tallo protegido en un tubo de plástico para sostenerse, es mejor ser pequeño, feo e indestructible.

Paul Graham

El artículo original está en: http://www.paulgraham.com/guidetoinvestors.html
Artículos relacionados: Diez mitos acerca de emprender negocios tecnológicos

Fin

Búsquedas recientes:

Manual sobre Inversores (10)

Por babalum, 25-09-2007 6:30 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

20. Los inversores no se dan cuenta cuanto cuesta realmente obtener financiación de ellos

Obtener financiación es un enorme consumidor de tiempo y energía justo en el momento cuando una startup necesita estar focalizada en su producto y proyecto. No es infrecuente que se tarde entre 5 y 6 meses para cerrar una ronda de financiación. Seis semanas es muy rápido. Además no se trata de un tema que puedas llevar en paralelo con otros temas. Cuando buscas financiación es inevitable que se convierta en el foco principal de la empresa. Esto obviamente significa que desarrollar tu producto pasa a un segundo plano.

Imagina que un proyecto con 10 semanas de antigüedad empieza a hablar con una empresa de Capital Riesgo después de un día de demostración de producto y consigue culminar un acuerdo de financiación en ocho semanas.

En éste caso el 44% de la existencia del proyecto no ha sido dedicado a lo que debería ser primordial, al desarrollo del producto. Imagina si finalmente no se cierra el acuerdo…

Cuando una startup vuelve a trabajar en su producto después de cerrar la ronda de financiación, es como si volvieran al trabajo después de meses de larga enfermedad. Han perdido gran parte de su velocidad y motivación.

Los inversores no suelen ser conscientes hasta que punto, permitir que los procesos se prolonguen durante tanto tiempo, perjudican a las empresas en las que invierten

Pero las startups si se dan cuenta. Por ello pienso que hay una gran oportunidad para crear una nueva clase de empresas de capital riesgo que inviertan menores cantidades, pero que prometan denegar o confirmar las operaciones en un plazo muy corto. Si existiese éste tipo de empresa de Capital Riesgo, sin duda lo recomendaría a todos los emprendedores antes que a ninguna otra, no importa el prestigio que tuviese. Las startups viven de su velocidad y dinamismo.

21. A los inversores no les gusta decir que no.

La razón por la cual se tarda tanto en cerrar un acuerdo con inversores es que en realidad les cuesta aclarar sus ideas. Las Capital Riesgo no suelen ser compañías demasiado grandes, podrían cerrar un acuerdo en 24 horas si quisieran. Pero normalmente dejan que las reuniones iniciales se prolonguen a lo largo de varias semanas. El motivo es que no suelen intentar predecir si la startup tendrá éxito sino ver si ya se encuentran en una situación ganadora. Les importa mucho lo que el mercado u otras empresas de Capital Riesgo piensen acerca de tu empresa. Para averiguarlo no les basta con reunirse contigo.

Dado que suelen invertir en proyectos que o bien cambian muy rápidamente o de los que en realidad no entienden nada, cuando rechacen tu proyecto lo harán dejando una puerta abierta, de manera que, si en un momento futuro las cosas cambian, puedan decir que en realidad no rechazaron el proyecto sino que no se cerró el acuerdo por otras causas.

A no ser que conozcas éste mundo, quizás ni te des cuenta que te han rechazado. Veamos un ejemplo de una Capital Riesgo diciendo que “no”:

“Realmente estamos entusiasmados con su proyecto y nos gustaría mantenernos en contacto cercano mientras lo continúan desarrollando”
Traducido a un idioma más directo, esto significa: “No vamos a invertir en tu proyecto, pero quizás cambiemos de opinión si en algún momento las cosas realmente empiezan a funcionar”

En ocasiones son más claros e indican: “Necesitamos ver algunos resultados”. Resumiendo, invierten en ti solo si demuestras que empiezas a tener muchos usuarios interesados en tu producto. Pero claro, eso es lo que haría cualquier Capital Riesgo. En realidad te dicen que todavía estás en la casilla número 1.

La manera inequívoca para saber si están interesados en ti o no es mirar tus manos. Si sostienen una carta de términos están interesados, si tus manos están vacías, no.

Ir al siguiente librobit de “Manual de Inversores”

Búsquedas recientes:

Manual sobre Inversores (9)

Por babalum, 24-09-2007 7:35 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

18. Los inversores tienen un perfil de riesgo distinto a los fundadores

La mayoría de personas preferían ganar 1 millón de dólares con una probabilidad del 100% que ganar 10 millones de dólares con una probabilidad del 20%. Los inversores tienen suficiente dinero para permitirse ser racionales. Por ello siempre están animando a los emprendedores a que se la jueguen. Si una empresa funciona bien, los inversores pedirán a los fundadores que rechacen ofertas de compra. De hecho, la mayoría de startups que rechazan ofertas de compra acaban teniendo muy buenos resultados. A pesar de ello suele ser una decisión muy difícil para los fundadores porque no hay garantías de que todo salga bien y pueden acabar perdiéndolo todo.

Si alguien te ofrece comprar a 5 millones de dólares de valoración y dices que no, la situación es exactamente igual que si tuvieras 5 millones de dólares y los apostaras en una jugada a la ruleta.

En el mencionado caso los inversote dirán que la empresa vale mucho más. Posiblemente tengan razón, pero eso no significa necesariamente que sea incorrecto vender. Cualquier asesor financiero que invierta todo el dinero del mismo cliente en acciones de una sola empresa privada, probablemente pierda su licencia.

Es cada vez más frecuente que los inversores dejen que los fundadores vendan sus participaciones, al menos parcialmente. Eso posiblemente resuelva la situación. La mayoría de fundadores tienen un nivel de vida tan bajo que se sentirán ricos por unas cantidades que a los inversores no les parecerán excesivas.

De todas formas se está avanzando muy poco a poco por ésta vía porque las Capital Riesgo no quieren parecer irresponsables y prefieren ser conservadoras.

19. Hay mucha variedad de inversores

Hace años cuando era fundador pensaba que todas las Capital Riesgo eran iguales y es que realmente parecen iguales. Desde que trato con ellas con mayor frecuencia he aprendido que algunas son más listas que otras.

Se mueven en un negocio donde los ganadores tienden a seguir ganando y los perdedores tienden a seguir perdiendo. Cuando una Capital Riesgo ha tenido éxito en el pasado, todo el mundo quiere que invierta en su empresa y consecuentemente tienen la ventaja de poder escoger mucho más los proyectos.
Éste circulo virtuoso provoca que en el mercado del Capital Riesgo las diez empresa más grandes viven en un mundo muy distinto que por ejemplo la número cien de ese hipotético ranking. Suelen ser más listos y comportarse de forma más calmada. No necesitan hacer cosas raras y tampoco quieren ya que es tienen que defender más su marca.

Opino que solo hay dos tipos de empresas de Capital Riesgo de las que deberías obtener financiación suponiendo que te puedas permitir el lujo de elegir: el grupo de las 20 mejores o un reducido grupo de nuevas Capital Riesgo que aún no han tenido tiempo de llegar a las primeras posiciones.

Es todavía más importante ir a por una de las 20 mejores si eres un “hacker” ya que suelen sentirse más seguros y es menos probable que te asignen un gestor como CEO, tal como se solía hacer en los años ’90. Si pareces listo y quieres hacerlo, te dejarán gestionar tu propia empresa.

Ir al siguiente librobit de “Manual de Inversores”

Manual sobre Inversores (8)

Por babalum, 23-09-2007 7:37 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

16. Los inversores pactan entre ellos

Los inversores no están sujetos a las leyes antimonopolio. Por suerte, ya que en regularmente hacen cosas que entonces serían ilegales. Conozco personalmente algunos casos donde uno de los inversores convenció a otro inversor a no presentar una oferta competidora a cambio de repartirse oportunidades futuras.

En principio los inversores compiten por los mismos acuerdos, pero en realidad es que hay muchas oportunidades de inversión lo que conlleva a que el espíritu de colaboración supere al de competir. Aunque un inversor concreto pueda tener una muy buena relación con el fundador del proyecto en el que invierte, dicha relación solo durará unos años, mientras que su relación con otras empresas inversoras durará toda su carrera profesional. Normalmente no se juega mucho en sus interacciones con otros inversores pero a lo largo de su vida profesional habrá muchos y constantemente están negociando pequeños favores.

17. Los grandes inversores se preocupan más por su portafolio de inversiones que por una empresa concreta.

La razón por la cual startups funcionan tan bien es que todo el que tiene poder de decisión también tiene acciones. La única manera de que uno tenga éxito es que todos lo tengan. Esto conlleva de forma natural a que todos estiren en la misma dirección aunque pueda haber divergencia de opiniones en la táctica a seguir.

El problema es que los grandes inversores no tienen exactamente la misma motivación. Es parecida pero no idéntica. Ellos no necesitan que una startup concreta sea un éxito, sino que su portafolio en conjunto de buenos rendimientos. En casos extremos ésta divergencia de objetivos y motivaciones se hace clara cuando sacrifican alguna startup que no cumple con sus expectativas, un lujo que los fundadores normalmente no se pueden permitir.

Los grandes inversores suelen clasificar a las starups en tres categorías: éxitos, fracasos y “muertos vivientes” – compañías que van tirando pero que no parece que vayan a ser compradas o salir a bolsa en un futuro inmediato. Para los fundadores el término “muertos vivientes” suena bastante rudo. Dichas compañías suelen estar muy lejos de ser consideradas fracasos en base a parámetros convencionales, pero si pueden serlo de acuerdo a los criterios de un inversor. Lo peor es que consumen el mismo tiempo y atención por parte del inversor que un proyecto de éxito. Por ello si una empresa tiene dos estrategias posibles, una conservadora que probablemente de resultado a largo plazo, aunque modesto, y otra agresiva que llevará a un éxito rotundo o al fracaso más triste, las Capital Riesgo siempre abogarán por la segunda. Para ellos la inversión ya está hecha y es mejor saber cuanto antes si el proyecto será un gran éxito y en caso contrario dedicar su atención a otro.

En caso de que una startup tuviese problemas graves la Capital Riegos podría llegar a simplemente vender su participación a un precio bajo a otra de las compañías de su portafolio. Philipp Greenspun dijo en Founders at Work que Ars Digita’s hizo eso con su proyecto.

Ir al siguiente librobit de “Manual de Inversores”

Búsquedas recientes: