Comunicación no verbal

Categoría

Como comunicar de forma eficaz

Por babalum, 26-08-2008 7:31 am

El otro día en una charla a la que atendí, hablaron una vez más de la comunicación.

A pesar de haber leído y escuchado miles de veces sobre el tema, ésta vez me llamo la atención, no sólo por lo simple y obvio del planteamiento, sino también porque tiene en cuenta aspectos que casi nunca se mencionan en éste contexto.

Comunicacion Eficaz

Comunicacion Eficaz

Muchos ya conoceréis de sobra que las palabras sólo transmiten el 7% del mensaje. El resto está en la comunicación no verbal. Las caras, los gestos, la posición, la entonación, etc. Aunque es natural que cuidemos y preparemos al máximo la comunicación y la información que vamos a transmitir, son mucho más importantes otros aspectos, si queremos ser eficaces.

En primer lugar algo que no solemos tener en cuenta. ¿Cómo estamos con nosotros mismos? ¿Como podemos comunicar eficazmente, si no nos conocemos? También tenemos que ser capaces de controlarnos y estar motivados. Es nuestra responsabilidad encontrar la manera de cargarnos las pilas cada mañana y transmitir con energía.

No recuerdo si se mencionó, pero diría que aquí también cabría la autoestima. ¿Como vamos a comunicar algo si no nos soportamos a nosotros mismos?

Finalmente vendría el conjunto de habilidades que debemos desarrollar frente a los demás.

Obviamente la empatía, que no es más que saber ponerse en el lugar del otro y la capacidad de escucha. Pero escuchar de verdad, no simplemente oir lo que te dicen, o lo que es peor, imaginarte lo que te van a decir e interrumpir.

Las otras habilidades sociales necesarias para una comunicación eficaz son, el saber adaptar el mensaje y a uno mismo al que se tiene delante, la personalidad de cada uno y finalmente saber defender los intereses propios sin ofender (la asertividad).

Búsquedas recientes:

Blog sobre psicología, comunicación, creatividad en "Espuelas de Papel"

Por babalum, 26-02-2008 9:13 pm

Me ha hecho mucha ilusión un comentario que unas lectoras de Badajoz han dejado en el artículo “¿Porque no sabemos detectar el engaño o las mentiras?“. Resulta que su profesor de psicología les ha mandado leer éste artículo en Babalum y de paso me han facilitado la dirección del blog de su profe :-) : “Espuelas de Papel”

Es un blog muy interesante con temática relacionada con la psicología, la comunicación, la creatividad y la educación en general.

Para los que habéis llegado a Babalum interesados en Paul Ekman y sus trabajos sobre las expresiones faciales, que me consta que sois muchos, hay un interesante artículo que os recomiendo: Microexpresiones Faciales. Tengo algún material adicional sobre éste tema que miraré de preparar y publicar en otro artículo.

También me ha encantado la historia del niño al que toman el pelo unos compañeros mayores, ofreciendole a elegir entre una moneda de 5 centavos y otra de 10:  Creatividad

Búsquedas recientes:

Descubrir lo que realmente piensa una persona

Por babalum, 28-03-2007 7:02 pm

Según Mihnea Moldoveanu, director del Centre for Integrative Thinking (CCMF), hay tres prioncipios básicos para descubrir lo que realmente piensa una persona. Los resumo de forma libre ampliandolos con comentarios de mi propia cosecha.

1. Para descubrir las preferencias de una persona hay que fijarse en sus elecciones.

No basta con fijarse en lo que dice o responde cuando se le pregunta. Hay que fijarse en su comportamiento cuando tiene la posibilidad de elegir. Si hace falta se pueden crear situaciones de forma intencionada, dando libertad absoluta en la elección. Esta elección nos dirá mucho más que cualquier planteamiento teórico o preferencias expresadas sin ninguna implicación real.

2. Para averiguar las creencias de otra persona, fijate en que estaría dispuesto a apostar.

Sobretodo en el ámbito profesional de la empresa (y añadiría en el político) se lanzan opiniones y predicciones sin ninguna base. A veces son declaraciones alineadas con la visión oficial, pero que nadie se cree en realidad. Otras veces se persigue ocultar manipular o aturdir con declaraciones tajantes. También puede ocurrir que la propia persona no sea realmente consciente de sus creencias reales y simplemente lanze una opinión superficial.

En cualquiera de los casos es muy interesante preguntar “Cuanto está dispuesto a apostarse si tiene razón”. Hay muchas variantes dependiendo del tipo de declaración o si se busca ayudar al otro a acotar sus creencias. Por ejemplo se puede podría preguntar: ” Te apuestas 100 $ a que el año que viene venderemos un 5mill € del producto A o prefieres apostar una cerveza a que solo superaremos los 3mill €. La respuesta, el tiempo que tarde en contestar, posibles resistencias al juego etc nos darán muchas pistas acerca de que cree en realidad.

3. Fijarse en las consecuencias de las acciones

Observando las consecuencias de las acciones, tanto las accidentales como las que no lo son, muchas veces se podrán averiguar los propósitos de una persona. Supongamos que sin quererlo un colega destapa un comportamiento inadecuado de un compañero y que éste último es despedido. Según el artículo es muy probable que tengamos razón si pensamos que en realidad ése era el propósito del que destapó el pastel.

No obstante, éste principio no es absoluto y funciona mucho mejor en ámbitos laborales que en la vida privada. Yo añadiría, que también dependerá del ambiente general de la empresa, de su competitividad interna y si las intrigas o luchas políticas son habituales.

Búsquedas recientes:

¿Porque no sabemos detectar el engaño o las mentiras?

Por babalum, 22-01-2006 11:25 am

Paul Ekman

Paul Ekman, experto en el estudio de expresiones faciales, opina que hay 5 motivos por los que no somos capaces de distinguir fácilmente las mentiras. Numerosos experimentos avalan este hecho. Aunque algunos podamos creer que tenemos facilidad en desenmascarar a un mentiroso, probablemente nuestro ratio de aciertos no será mejor que decidiéndolo al azar. Peor aún, los mentirosos dan sutiles pistas, que pueden ser identificadas en grabaciones de video, pero que al parecer, tenemos una gran facilidad en ignorar.

Pasemos a los motivos:

  • El primer motivo es un poco “darwinista” y tiene que ver con la evolución de la especie. Paul opina que no hemos desarrollado habilidades para reconocer mentiras ya que estas tuvieron muy poca relevancia en la evolución de la especie. En ese entorno ancestral había muy pocas oportunidades de mentir en temas de importancia. Se vivía sin privacidad y todo ocurría delante del resto de los miembros de la tribu o poblado. Además estas sociedades se caracterizaban por una total dependencia de los demás para cazar, defenderse, etc. Esto implica tener que colaborar constantemente y poder confiar en los demás. Una mentira descubierta podría haber significado el arrinconamiento o expulsión y una muerte segura. Un alto precio.
  • El segundo motivo tiene que ver con nuestra educación. Descartando el instinto para reconocer mentiras, el desarrollo de esta habilidad tampoco forma parte de nuestra educación. Ni nuestros padres se esfuerzan en agudizar nuestra capacidad de desenmascaramiento ni consta esta materia en el temario de nuestras escuelas.
  • Tercer motivo: ¡No nos interesa descubrir las mentiras! Si supiésemos la cantidad de veces que nos mienten, incluso por parte de personas de confianza y cercanas, nos alegraríamos de nuestra capacidad para ignorarlas. Estar constantemente dudando de los demás o una acusación falsa dificultarían enormemente nuestra vida social. La confianza en los demás no es solo necesaria sino que hace más fácil vivir.
  • Cuarto: Muchas veces el “engañado” tiene tanto interés en creer la mentira como el autor del engaño. “¿Cariño, quien era la chica mas guapa de la fiesta?”. “Naturalmente, tu mi amor” contesta la pareja, tanto si es cierto como si no.
  • Quinto y último: Estamos entrenados para ser educados en nuestra relación con los demás y no apropiarnos de información que no nos ha sido dada. Que le diríamos a un compañero en el trabajo si después de preguntarle cortésmente – “Como estás hoy” – este nos contestara que se encuentra perfectamente y pudiésemos leer en su cara que en realidad acaba de pelearse con su mujer porque ha tenido un lío con la vecina? Socialmente es más sencillo ignorarlo y seguirle la corriente. Dado que nuestro compañero no nos ha dado esa información directamente, no nos es útil conocerla, no sería adecuado hacer referencia a ella.

Paul cree, no obstante, que con un entrenamiento específico es posible aumentar la detección de mentiras, lo cual se propone demostrar mediante un experimento futuro.

Artículo original del autor en inglés [pdf]: “Why don’t we catch liars?”

Descubrí a Paul Ekman gracias a su aparición en “Blink” de Malcolm Gladwell. “Blink” ha sido traducido al español como “Inteligencia Intuitiva: ¿Porqué sabemos la verdad en dos segundos?”.

Algunos libros de Paul Ekman:

Emotions Revealed - Emociones al descubierto Emotions Revealed : Recognizing Faces and Feelings to Improve Communication and Emotional Life
by Paul Ekman (Paperback - March 1, 2004)
Unmasking the Face - Desenmascarando la cara Unmasking the Face
by Paul Ekman, Wallace V. Friesen (Paperback - September 2003)

Búsquedas recientes: