Artículos

Categoría

9 Lecciones aprendidas por un emprendedor en serie

Por babalum, 29-06-2011 6:30 pm

Después de un largo silencio, hoy os traigo una traducción resumen de un artículo de Stella Huh muy interesante. Fuente original en inglés: http://www.women2.org/9-startup-lessons-learned-from-a-serial-entrepreneur/

 

Startup1. Una idea no vale nada

Una empresa consiste de muchas piezas que deben funcionar en conjunto. Una idea es solo el punto de partida. A partir de una idea se abren cientos de caminos distintos. Los resultados dependerán de muchas variables. Es por ello que la predicción del tiempo es una ciencia inexacta. Imagina que tienes una idea para un edificio – él COMO, DONDE y ENTORNO son mucho más importantes que el QUE. Puedes tener 100 ideas a la semana (Babalum: algunos tienen 100 al día :-)   )

Hay casi 7.000 millones de personas en el mundo. La probabilidad de que tu idea sea original es casi cero!!!

Es por ello que un inversor nunca invertirá en una startup que se basa simplemente en una idea. Examinarán otros factores como el equipo y su capacidad de ejecutar, la competencia y primeros resultados tangibles. De hecho, algunos solo considerarán el número de usuarios reales, número de clientes de pago, etc.

Cuando un proyecto tiene éxito, muchas veces oiremos “Yo también tuve esa idea”. Comparte tus ideas y te darás cuenta que otros las enriquecerán con matices que nunca pensaste o incluso deriven en ideas completamente distintas. Son las personas y no las ideas que hacen que una empresa tenga éxito.

 

2. No te enamores de tus ideas o tu producto

Si buscas inversión los resultados lo son todo (excepto que ya hayas tenido éxito con un proyecto anterior). A los inversores no les interesa tu producto de forma aislada. Ven miles de productos cada mes. Les interesa tu producto solo a través del filtro de tus resultados.

Las ideas no valen nada. Saber crear productos solo no es suficiente. Así que no pierdas el tiempo añadiendo más funcionalidades para tener el producto perfecto. Ves lanzando versiones y observa resultados. (Babalum: “Release Early, Release Often”)

Como dijo Thomas Edison “Visión sin ejecución es decepción”

 

3. Debes ser optimista pero huye de expectativas no realistas

Los emprendedores emprendemos porque creemos que tenemos bastantes posibilidades de éxito. Hay muchas historias que elogian la perseverancia como el caso de Tony Hsieh de ZAPPOS o la historia de AirBnb. Pensamos que si insistimos y perseveramos tendremos éxito al igual que ellos.

No obstante, hay 20 casos de fracasos por cada caso de éxito. Nunca oímos acerca de la mayoría de fracasos (Babalum: esto se llama el “survival bias” o “sesgo de la supervivencia”. Recomiendo la lectura del siguiente capítulo del libro de Nassim Taleb: “El doble sesgo de la supervivencia”). Ten cuidado con los falsos ánimos. A nadie le gusta hablar de sus fracasos. Lo mismo ocurre con las startups. Oblígate de vez en cuando a distanciarte de tu idea y de tu proyecto y reflexionar de forma objetiva. Solo así tendrás una perspectiva amplia acerca de a cuantos usuarios les gusta tu producto y hacia dónde se dirige tu proyecto.

 

4. Prepárate para estar 2 años con un salario minúsculo

Necesitas tener suficiente colchón económico para sobrevivir sin un salario durante dos años. Si no tienes ese colchón o una pareja/amigos que te paguen el alquiler y la comida, prepárate para ser un nómada malviviendo de sofá en sofá.

 

5. Para construir una empresa es necesario un equipo variado

Al principio lo esencial es el reparto de tareas. Busca personas que complementen tus capacidades desde el principio. Incorpora a los colaboradores adecuados que sientan pasión acerca de los problemas que tu proyecto quiere resolver.

Marc Z. creó Facebook y parece obtener todo el crédito por parte de los medios. No obstante es altamente probable que funcionalidades virales como “actualizar el estado”, “tagear fotos” o “notificaciones” fueran ideas de su equipo y no suyas. Estas funcionalidades virales y de “lock in” fueron factores clave para dejar atrás la competencia.

 

6. Asegúrate de incluir a alguien con una fuerte sensibilidad de producto en tu equipo inicial

Los ingenieros no suelen ser los mejor dotados en cuanto al sentido común. Los ingenieros no suelen ser los mejor dotados en cuanto al sentido común (Babalum: no es un typo. Lo he puesto dos veces de forma intencionada). Por ello es una gran ventaja tener un equipo diverso y diferentes perspectivas.

 

7. La usabilidad es la nueva propiedad intelectual

Citando a un inversor ángel conocido “la usabilidad es la nueva “propiedad intelectual”. Esto ya no va de algoritmos. Va de experiencia de usuarios.

 

8. Rodéate de una buena red de apoyo

Una startup es una montaña rusa de emociones increíble. En pocos días puedes pasar de un estado de extrema euforia a la más profunda depresión. Recuerda siempre: “esto también pasará”.

Intenta conectar con el mayor número posible de emprendedores. Están en una situación parecida a la tuya y saben lo difícil que es emprender. Encontrarás mucho soporte y ayuda en tu red de emprendedores. Te escucharán o presentarán a otros contactos valiosos.

 

9. Debes saber cómo vivir con incertezas

Creo que es una de las razones por las cuales hay tan pocas mujeres emprendedoras en áreas tecnológicas. Me he pasado los últimos 6 meses conviviendo con mi hermana. Es como volver al colegio. Compartir cama y vivir con lo que me traje en una sola maleta desde Los Angeles. Como dijo alguien “Los emprendedores tienen que vivir como cucarachas” (Babalum: entiendo que se refiere a que tienen que ser flexibles y poder vivir en cualquier sitio). A pocas mujeres les agradaría un estilo de vida así.

 

Sobre la autora:

Stella Huh – Fundadora de SecondLeap. También fundó ChartAvenue y CareerJots.

 

Búsquedas recientes:

Buena suerte? Mala suerte? Quien lo sabe.

Por babalum, 17-02-2010 10:00 pm

Hoy os dejo el siguiente cuento-reflexión que escuche por primera vez de la boca de Oriol Pujol. Posteriormente me he vuelto a topar con ella en otros sitios.
Buena suerte? Mala suerte? Quien lo sabe.

La historia trata de un viejo granjero que tenía un caballo para cultivar sus campos. La gente del pueblo, que era muy pobre, al verlo montado sobre el caballo, decían siempre:

-¡Qué buena suerte tienes por tener un caballo que te ayuda a trabajar el campo!

A lo cual el granjero siempre les contestaba encojiendose de hombros y restándole importancia:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

Sucedió entonces que un buen día el caballo se escapó a las montañas. En cuanto los vecinos se enteraron fueron a ver al granjero para lamentar su desgracia. El granjero no obstante, les replicó con su habitual calma:

- ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe…

Pasadas unas semanas y cuando ya nadie lo esperaba, el caballo finalmente regresó. Pero no regresó solo, trajo consigo cuatro caballos salvajes.

Corrió la voz y la gente del pueblo se acercó a visitar al granjero y así poder compartir su alegría.

-Que buena suerte has tenido. No solo vuelves a tener tu caballo sino que ahora además tienes cuatro magnificos caballos que podrás domar y vender.

El granjero impasible respondió de nuevo:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

El granjero tenía un hijo que se ofreció inmediatamente a domar los caballos. Al día siguiente, al salir el sol sacó el primer caballo del establo y lo quiso montar. Pero el caballo en su intento de liberarse tiró al hijo del granjero al suelo con tan mala fortuna que éste se rompió ambas piernas.

Una vez más el pueblo entero se acercó hasta la granja para compadecerse de la mala suerte del granjero.

- Que mala suerte has tenido. ¿Quien te ayudará ahora en las pesadas tareas de la granja? Sin embargo, el granjero dijo una vez más:

- ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe…

Ocurrió entonces que unos días más tarde, llegó el ejército a reclutar a todos los jóvenes del pueblo porque el país se había declarado la guerra. No obstante cuando vieron que el hijo del granjero tenía las piernas rotas, lo dejaron en la granja junto a su padre.

Apenas se enteró el pueblo, la gente corrió a ver al granjero para felicitarle. El hijo del granjero era el único jóven de todo el pueblo que se había librado de ir a la guerra.

Una vez más el granjero se encogió de hombros y con una sonrisa tranquila les dijo:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

Hasta aquí llega la historia tal como la cuenta Oriol, aunque según él la historia continúa y continúa.

Por mi parte solo añadir dos interpretaciones personales:
- Las cosas no son ni buenas ni malas, simplemente son. Somos nosotros quienes les damos un sentido o otro.
- En algo que nos parece malo siempre puede haber la semilla de algo bueno si lo buscamos ;-) .

Babalum

Búsquedas recientes:

La economía de lo gratuito – un avance del futuro libro de Chris Anderson

Por babalum, 21-10-2008 6:44 pm
Chris Anderson - La economia de lo gratuito

Chris Anderson - La economía de lo gratuito

Estoy ahora mismo en la conferencia EEC08. Está presentando Chris Anderson, el autor del conocido concepto de “The long Tail” o “La larga cola”. Lo que en lenguaje coloquial se conoce de toda la vida como “Hay gente para todo” ;-) .

Ver traducción al castellano del famoso artículo “La larga cola” en Babalum.

Os resumo, mientras va hablando, los principales puntos de su ponencia:

En primer lugar veamos que conceptos podemos asociar con “Gratis”

  • Es una estrategia de marketing. Regalar algo con el fin de vender otro producto.
  • Otro concepto de “Gratis” gira alrededor de los contenidos gratuitos que son subvencionados por la publicidad (TV, Radio, muchos contenidos en Internet…)

En realidad estos conceptos provienen del siglo XX. Dicho siglo se caracteriza porque en general los productos tienden a ser más caros cada año y en realidad lo que es gratuito tiene que estar subvencionado de forma directa.

Hay una expresión inglesa que ilustra éste punto: “There’s no such thing as a free lunch”. Que vendría a ser algo como: “Una invitación a comer nunca es gratis”.

En el siglo XXI la tendencia se invierte y las cosas tienden a ser más baratas cada día. En éste entorno “Gratis” significa subvención indirecta.

Ahora el lema es: “The best things in life are free”. “Lo mejor de la vida es gratis.”

Que ocurre cuando las cosas se vuelven gratuitas?

Recordemos la Ley de Moore que indica que la capacidad de los semiconductores se dobla cada dos años. Si lo formulamos de otra manera se puede decir que el coste de los semiconductores se reduce en un 50% cada dos años. Es decir el precio tiende a cero o casi cero. El bien pasa de ser escaso a ser abundante.

Que implica el hecho de que se pueda disponer de forma abundante de un bien que antes era escaso? Moore dijo ya hace años que deberíamos malgastar transistores. Los paradigmas tienen que cambiar y se debe malgastar aquello que no tiene coste a cambio de preservar aquello que si lo tiene.

Algunos ejemplos de productos cuyo coste está tendiendo a cero:

- Microchips

- Web Hosting y espacio de almacenamiento.

Veamos un ejemplo.

Antiguamente estábamos preocupados por el espacio de nuestros buzones de correo. Debíamos utilizar tiempo para limpiar el correo, seleccionar aquellos que queríamos guardar y archivar en otro sitio todo lo demás. En caso contrario excederíamos el tamaño de nuestra cuenta y dejaríamos de recibir correo (me suena…).

Hoy en día, debido a que el espacio de almacenamiento es casi gratuito ya no hace falta que dediquemos tiempo a gestionar nuestro correo. Simplemente lo guardamos todo en nuestra cuenta de Gmail o cuentas de otros proveedores que ofrecen espacio ilimitado (o casi). Desperdiciamos espacio de almacenamiento y ahorramos el que realmente es un recurso escaso y finito: nuestro tiempo.

- Ancho de banda: el precio cae un 50% cada 14 meses. No cuesta dinero extra llegar a todo el mundo en vez de una persona. El resultado es YouTube. El coste de emitir video es demasiado barato para medirlo y por lo tanto es ilimitado.

Otra lección que podemos aprender de YouTube es que la calidad del video no es relevante. La gente valora en función de lo que es relevante para ellos.

Muchos prefieren poder tener millones de videos a su alcance aunque la calidad sea mala que ver un número limitado de videos de alta calidad. Podemos también concluir que la calidad es un término relativo.

En YouTube podemos encontrar miles de videos que no sirven para nada. YouTube desperdicia ancho de banda a raudales. Esto es posible porque el coste del ancho de banda es virtualmente cero.

Todo ello nos lleva a un nuevo paradigma económico:

“En un mercado competitivo el precio cae hasta alcanzar su coste marginal” Es decir el coste que cuesta hacer una unidad adicional.

Por lo tanto las industrias que compiten en el sector digital acabarán teniendo que ser gratis. Es inevitable. Además, según Chris, a nivel estratégico deberíamos considerar como gratuito todo aquello cuyo coste unitario tiende a cero..

Freemium

Uno de los aspectos de la economía de lo gratuito que aparece en éste siglo es lo que Chris llama Freemium. Sólo algunos pagan por una versión completa. Se ofrece el 99% del servicio de forma gratuita y sólo un 1% paga. Éste 1% subvenciona al resto. Esto es posible porque el coste del 99% es casi despreciable.

Cuando un bien escaso se vuelve abundante salen a la luz nuevos factores que son escasos: tiempo, dinero, reputación…

Debemos redefinir nuestro negocio en función de aquello que realmente será escaso.

Veamos el caso de la industria discográfica. La música en formato digital acabará siendo gratis. El cantante Prince muy consciente de ello, regaló su último CD. El bien abundante era el CD de música que de todas formas todo el mundo se descargaría en cuanto saliera a la venta. A cambio obtuvo prestigio y reputación para vender su bien escaso: su tiempo en forma de entradas para el concierto que estaba promocionando.

Otra industria que ha redefinido su negocio es Ryanair. Han cambiado su modelo de negocio de vender butacas en un avión por otro donde venden todo lo que está de alguna forma relacionado con viajes o el rato que los pasajeros pasan en contacto con ellos: ingresan por publicidad, venden paquetes turísticos, estancias en hoteles, alquiler de coches y ahora están incluso pensando en montar un sistema de juego online a bordo.

Otro ejemplo claro para Chris es la industria de los juegos de video. Chris cree que los juegos estarán online y serán gratis. Se pagará por otros conceptos (como ahora en second life donde se paga por tener un terreno).

Finalmente, el último punto gira alrededor de la economía del regalo en la cual se obtiene un servicio gratuito a cambio de aportaciones no dinerarias (Wikipedia)

The Long Tail – Chris Anderson

Búsquedas recientes:

El Directivo Zanahoria

Por babalum, 18-10-2008 12:57 pm

Te has preguntado alguna vez porque los altos ejecutivos cobran tantísimo más en las organizaciones más grandes?

Dirás, cobran mucho porque las empresas que gestionan, mueven mucho. Ciertamente. Es màs fácil derivar salarios millonarios de un presupuesto grande que no de uno pequeño. Por lo tanto ya tenemos la primera condición necesaria.

Pero, no por mover más dinero hay que pagar más caros los recursos, no? No por ser una empresa más grande es aceptable pagar más por las materias primas o culquier otro recurso.

Busquemos un poco más.

Seguro que la gestión de una empresa de 50.000 empleados es compleja y se requieren muchos conocimientos, habilidades y relaciones. No obstante, el día tiene 24 horas tanto para el máximo ejecutivo de una compañía de 100 personas como el que se supone que gestiona un imperio empresarial. Además si vamos más lejos y al segundo le quitamos toda la parafernalia de símbolos de status: aviones privados, chófer, batería de secretarias, superdespachos y hordas de empleados dispuestos a hacerle la pelota, a cuanto se reduce la diferencia?

Es probable que comparando cualidades sigamos valorando más al segundo ¿pero multiplicar por 20 o más su salario?

Bueno, pues será porque sus decisiones tienen más impacto para el valor de la compañia.

Suena bien, no?

Saquemos la lupa y veamos que estamos diciendo. Que creencia subyace a ésta explicación?

Que el mundo es justo? Que a quien más aporta más le corresponde? Así, por las buenas? En el tierno mundo empresarial?

De verdad tienen tanto impacto las decisiones de una sóla persona en una empresa de 50.000 empleados? Quizás si, pero en todo caso hay una asimetría en el impacto que puede tener el máximo directivo de una compañia. Es más facil que destruir que crear valor. En un momento de locura éste puede reorganizarlo todo y cargarse la empresa. Dificilmente un administrativo puede lograr el mismo efecto desde su cubículo. Conceder acciones y/o stock options en esos casos parece dar garantías a los accionistas ante riesgos como el descrito.

Nota de Babalum: No quisiera que se me malinterpete aquí. No se pone en tela de juicio la valía profesional del directivo, se cuestiona que su retribución esté relacionada con dicha valía.

Pero en realidad, cuantas veces éstos directivos están apartadas de la gestión operativa y son simplemente la encarnación de un símbolo para una compañia. De vez en cuando se van cambiando y la empresa sigue su curso como si tal cosa. Incluso cuando son reemplazados por falta de confianza o mala gestión aparecen en otra empresa similar con un cargo similar.

Nos estamos acercando al meollo de la cuestión. Las claves están en las hordas de empleados dispuestos a hacer la pelota, el impacto que tienen los símbolos en el comportamiento humano y la dificultad de medir la aportación real de cada uno en el complejo mundo de la gestión empresarial.

En la “Lógica oculta de la vida” Tim Harford dedica un capítulo entero a éste tema y cita una frase del economista Ed Lazear:

“El salario del Vicepresidente está mucho más orientado a motivar a los miembros de su equipo que a él msimo”

Para Harford todo está fundado en lo que se llama la teoría del torneo. En los torneos se premia el rendimiento relativo. Cuando es difícil poner objetivos absolutos, el sistema de torneo permite incentivar y premiar al mejor en relación a sus compañeros. A pesar de tener algunos daños colaterales, como apuñalar al compañero, es un sistema adoptado, con mayor o menor sutileza, por la mayoría de grandes organizaciones.

Para que el torneo funcione tiene que haber un premio. Uno de los mayores premios es el ascenso y el salario/status que acompañan al puesto. El tamaño del premio vendrá determinado por varios factores. Algunos obvios, pero otros no tanto.

Parece que cuanto más dependa el ascenso del factor suerte, mayor debe ser el premio para que valga la pena luchar. Nadie compraría un boleto de lotería si el premio fuese pequeño y las probabilidades bajas.

Otro factor es que cuanto más fácil y cómoda sea la vida del Vicepresidente, más duro trabajarán las personas en su organización para alcanzarlo. Imaginate si además de ir en avión privado y poder decir que trabaja mientras juega al golf o ésta comiendo en los restaurantes más selectos del mundo, casi no tiene responsabilidad operativa, tiene chófer, cobra millones, tiene tiempo para cuidarse y broncearse en su gimnasio privado etc.

Si en tu empresa sólo hay uno o dos niveles jerárquicos lo racional es que la dispersión salarial sea baja. Pero a medida que se van añadiendo niveles se van multiplicando los salarios, no por responsabilidad o capacidad (que se presupone) sino para mantener a los equipos dispuestos a trabajar duro y hacer lo que sea para alcanzar el siguiente nivel. De ésta manera se puede llegar a multiplicar por 1000 el salario más bajo y la compensación del máximo directivo de una gran organización.

Obviamente hay que rodear todo ello de un halo de seriedad, disursos grandilocuentes y todo tipo propaganda acerca de la importancia y leyendas sobre capacidad de dicho directivo.

En caso contrario el sistema perdería su credibilidad y se descubriría el pastel…de zanahoria.

(…y posiblemente el primer sorprendido sería el propio Vicepresidente?)

La lógica oculta de la vida – Tim Harford

Búsquedas recientes:

Como comunicar de forma eficaz

Por babalum, 26-08-2008 7:31 am

El otro día en una charla a la que atendí, hablaron una vez más de la comunicación.

A pesar de haber leído y escuchado miles de veces sobre el tema, ésta vez me llamo la atención, no sólo por lo simple y obvio del planteamiento, sino también porque tiene en cuenta aspectos que casi nunca se mencionan en éste contexto.

Comunicacion Eficaz

Comunicacion Eficaz

Muchos ya conoceréis de sobra que las palabras sólo transmiten el 7% del mensaje. El resto está en la comunicación no verbal. Las caras, los gestos, la posición, la entonación, etc. Aunque es natural que cuidemos y preparemos al máximo la comunicación y la información que vamos a transmitir, son mucho más importantes otros aspectos, si queremos ser eficaces.

En primer lugar algo que no solemos tener en cuenta. ¿Cómo estamos con nosotros mismos? ¿Como podemos comunicar eficazmente, si no nos conocemos? También tenemos que ser capaces de controlarnos y estar motivados. Es nuestra responsabilidad encontrar la manera de cargarnos las pilas cada mañana y transmitir con energía.

No recuerdo si se mencionó, pero diría que aquí también cabría la autoestima. ¿Como vamos a comunicar algo si no nos soportamos a nosotros mismos?

Finalmente vendría el conjunto de habilidades que debemos desarrollar frente a los demás.

Obviamente la empatía, que no es más que saber ponerse en el lugar del otro y la capacidad de escucha. Pero escuchar de verdad, no simplemente oir lo que te dicen, o lo que es peor, imaginarte lo que te van a decir e interrumpir.

Las otras habilidades sociales necesarias para una comunicación eficaz son, el saber adaptar el mensaje y a uno mismo al que se tiene delante, la personalidad de cada uno y finalmente saber defender los intereses propios sin ofender (la asertividad).

Búsquedas recientes: