Buena suerte? Mala suerte? Quien lo sabe.

Por babalum, 17-02-2010 10:00 pm

Hoy os dejo el siguiente cuento-reflexión que escuche por primera vez de la boca de Oriol Pujol. Posteriormente me he vuelto a topar con ella en otros sitios.
Buena suerte? Mala suerte? Quien lo sabe.

La historia trata de un viejo granjero que tenía un caballo para cultivar sus campos. La gente del pueblo, que era muy pobre, al verlo montado sobre el caballo, decían siempre:

-¡Qué buena suerte tienes por tener un caballo que te ayuda a trabajar el campo!

A lo cual el granjero siempre les contestaba encojiendose de hombros y restándole importancia:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

Sucedió entonces que un buen día el caballo se escapó a las montañas. En cuanto los vecinos se enteraron fueron a ver al granjero para lamentar su desgracia. El granjero no obstante, les replicó con su habitual calma:

- ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe…

Pasadas unas semanas y cuando ya nadie lo esperaba, el caballo finalmente regresó. Pero no regresó solo, trajo consigo cuatro caballos salvajes.

Corrió la voz y la gente del pueblo se acercó a visitar al granjero y así poder compartir su alegría.

-Que buena suerte has tenido. No solo vuelves a tener tu caballo sino que ahora además tienes cuatro magnificos caballos que podrás domar y vender.

El granjero impasible respondió de nuevo:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

El granjero tenía un hijo que se ofreció inmediatamente a domar los caballos. Al día siguiente, al salir el sol sacó el primer caballo del establo y lo quiso montar. Pero el caballo en su intento de liberarse tiró al hijo del granjero al suelo con tan mala fortuna que éste se rompió ambas piernas.

Una vez más el pueblo entero se acercó hasta la granja para compadecerse de la mala suerte del granjero.

- Que mala suerte has tenido. ¿Quien te ayudará ahora en las pesadas tareas de la granja? Sin embargo, el granjero dijo una vez más:

- ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe…

Ocurrió entonces que unos días más tarde, llegó el ejército a reclutar a todos los jóvenes del pueblo porque el país se había declarado la guerra. No obstante cuando vieron que el hijo del granjero tenía las piernas rotas, lo dejaron en la granja junto a su padre.

Apenas se enteró el pueblo, la gente corrió a ver al granjero para felicitarle. El hijo del granjero era el único jóven de todo el pueblo que se había librado de ir a la guerra.

Una vez más el granjero se encogió de hombros y con una sonrisa tranquila les dijo:

- ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…

Hasta aquí llega la historia tal como la cuenta Oriol, aunque según él la historia continúa y continúa.

Por mi parte solo añadir dos interpretaciones personales:
- Las cosas no son ni buenas ni malas, simplemente son. Somos nosotros quienes les damos un sentido o otro.
- En algo que nos parece malo siempre puede haber la semilla de algo bueno si lo buscamos ;-) .

Babalum

2 Rspuestas para “Buena suerte? Mala suerte? Quien lo sabe.”

  1. Agustí dice:

    Oí este cuento por primera vez en la película “La Guerra de Charlie Wilson” de Universal Studios. No era exactamente la misma narración pero casi (ya debe de ser universal).
    Yo lo entiendo más “Talebiano” y no tanto como de una “justicia divina” y niveladora, no es que hay algo de bueno en lo malo (por tanto algo de malo en lo bueno) más bien que no debemos tunelar (suponer o adivinar el futuro). Como en el cuento de “La Lechera” el cual, por cierto, no sabemos como acaba, solo sabemos hasta donde llega la narración, tal vez le toco el Euromillón.
    Matices aparte, me parece un cuento muy instructivo.
    Salu2.

  2. gisela.J.G.P dice:

    Me gusta esta pagina es excelente por sua reflexiones y ense#anzas.

Deja un Mensaje