Entradas etiquetadas: financiación

Manual sobre Inversores (11)

Por babalum, 26-09-2007 10:42 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

22. Necesitas inversores.

Algunos emprendedores dicen “Quién necesita inversores?” Empíricamente la respuesta parece ser: todo el que quiera tener éxito. Prácticamente todas y cada una de las startup de éxito ha buscado financiación externa en algún momento.

¿Por qué? Lo que la gente que cree que puede prescindir de los inversores olvidadn es que tendrán competencia. La pregunta no es si necesitas inversión externa o no, sino si más recursos te pueden ayudar. Si la respuesta es positiva y no buscas esa financiación, entonces aquellos competidores que si la obtengan tendrán una ventaja sobre ti. Y recuerda que en una startup una pequeña ventaja inicial puede convertirse en mucho.

Mike Moritz dijo que invirtió en Yahoo porque pensó que llevaban una ventaja de unas dos semanas a sus competidores. En realidad ésta ventaja resulto no ser tan significativa ya que al cabo de tres años apareció Google y le dio una patada en el culo a Yahoo, pero aún así hay algo de cierto en esas palabras. A veces una pequeña ventaja puede convertirse en un “si” para tu proyecto y un “no” para el proyecto competidor (ver los comentarios sobre la no linealidad de la vida en el librobit 32 de “Confundidos por el azar” de Nassim Taleb)

Pienso que a medida que vaya siendo menos costoso emprender una startup, irá siendo posible tener éxito en un mercado competitivo sin necesidad de fondos externos. Ciertamente buscar financiación tiene sus costes, pero en el momento de escribir éstas líneas todavía se puede decir que empíricamente esos costes acaban siendo muy rentables.

23. A los inversores les gusta que no los necesites.

Muchos emprendedores se aproximan a los inversores como si precisaran de su permiso para crear su compañía – un poco como en si estuviésemos en el colegio. Pero en la mayoría de casos éstos no hacen falta en absoluto, aunque pueden facilitar las cosas.

De hecho, los inversores prefieren con diferencia si no los necesitas. Lo que les sube la adrenalina, consciente e inconscientemente, es el tipo de startup que les dice “el tren está a punto de salir ¿lo tomáis o os lo vais a perder? “. Contrariamente les aburren frases como “¿por favor, podríamos obtener algo de dinero para fundar una compañía?”

A muchos inversores les gustan más el tipo de startups que los tratan de forma ruda. De todas formas ten en cuenta que las Capital Riesgo suelen ser bastante buenas a la hora de evaluar a las personas. Así que no trates de fingir y tratarles de forma ruda a no ser que esté seguro de que eres el siguiente Google, porque te calaran en dos segundos. En su lugar procura tener siempre un plan B. Ten planificado de antemano un plan alternativo para empezar tu andadura si un inversor te rechaza. Tener ese plan es el mejor seguro que puedes tener para nunca necesitarlo.

Consecuentemente no deberías arrancar una empresa que sea demasiado costosa de arrancar porque sino estarás a merced de los inversores. Si realmente quieres hacer algo que cueste mucho dinero, empieza por una parte más pequeña y amplía tus ambiciones para cuando vayas a buscar financiación.

Por lo visto el animal que tiene mayor probabilidad de sobrevivir a una guerra nuclear es la cucaracha ya que es muy difícil de matar. Eso es lo que deberías querer ser inicialmente como startup. En vez de ser una bonita y frágil flor que necesita tener su tallo protegido en un tubo de plástico para sostenerse, es mejor ser pequeño, feo e indestructible.

Paul Graham

El artículo original está en: http://www.paulgraham.com/guidetoinvestors.html
Artículos relacionados: Diez mitos acerca de emprender negocios tecnológicos

Fin

Búsquedas recientes:

Manual sobre Inversores (10)

Por babalum, 25-09-2007 6:30 pm

Ir al librobit anterior de “Manual sobre Inversores”
Ir al librobit (1) de “Manual sobre Inversores”

20. Los inversores no se dan cuenta cuanto cuesta realmente obtener financiación de ellos

Obtener financiación es un enorme consumidor de tiempo y energía justo en el momento cuando una startup necesita estar focalizada en su producto y proyecto. No es infrecuente que se tarde entre 5 y 6 meses para cerrar una ronda de financiación. Seis semanas es muy rápido. Además no se trata de un tema que puedas llevar en paralelo con otros temas. Cuando buscas financiación es inevitable que se convierta en el foco principal de la empresa. Esto obviamente significa que desarrollar tu producto pasa a un segundo plano.

Imagina que un proyecto con 10 semanas de antigüedad empieza a hablar con una empresa de Capital Riesgo después de un día de demostración de producto y consigue culminar un acuerdo de financiación en ocho semanas.

En éste caso el 44% de la existencia del proyecto no ha sido dedicado a lo que debería ser primordial, al desarrollo del producto. Imagina si finalmente no se cierra el acuerdo…

Cuando una startup vuelve a trabajar en su producto después de cerrar la ronda de financiación, es como si volvieran al trabajo después de meses de larga enfermedad. Han perdido gran parte de su velocidad y motivación.

Los inversores no suelen ser conscientes hasta que punto, permitir que los procesos se prolonguen durante tanto tiempo, perjudican a las empresas en las que invierten

Pero las startups si se dan cuenta. Por ello pienso que hay una gran oportunidad para crear una nueva clase de empresas de capital riesgo que inviertan menores cantidades, pero que prometan denegar o confirmar las operaciones en un plazo muy corto. Si existiese éste tipo de empresa de Capital Riesgo, sin duda lo recomendaría a todos los emprendedores antes que a ninguna otra, no importa el prestigio que tuviese. Las startups viven de su velocidad y dinamismo.

21. A los inversores no les gusta decir que no.

La razón por la cual se tarda tanto en cerrar un acuerdo con inversores es que en realidad les cuesta aclarar sus ideas. Las Capital Riesgo no suelen ser compañías demasiado grandes, podrían cerrar un acuerdo en 24 horas si quisieran. Pero normalmente dejan que las reuniones iniciales se prolonguen a lo largo de varias semanas. El motivo es que no suelen intentar predecir si la startup tendrá éxito sino ver si ya se encuentran en una situación ganadora. Les importa mucho lo que el mercado u otras empresas de Capital Riesgo piensen acerca de tu empresa. Para averiguarlo no les basta con reunirse contigo.

Dado que suelen invertir en proyectos que o bien cambian muy rápidamente o de los que en realidad no entienden nada, cuando rechacen tu proyecto lo harán dejando una puerta abierta, de manera que, si en un momento futuro las cosas cambian, puedan decir que en realidad no rechazaron el proyecto sino que no se cerró el acuerdo por otras causas.

A no ser que conozcas éste mundo, quizás ni te des cuenta que te han rechazado. Veamos un ejemplo de una Capital Riesgo diciendo que “no”:

“Realmente estamos entusiasmados con su proyecto y nos gustaría mantenernos en contacto cercano mientras lo continúan desarrollando”
Traducido a un idioma más directo, esto significa: “No vamos a invertir en tu proyecto, pero quizás cambiemos de opinión si en algún momento las cosas realmente empiezan a funcionar”

En ocasiones son más claros e indican: “Necesitamos ver algunos resultados”. Resumiendo, invierten en ti solo si demuestras que empiezas a tener muchos usuarios interesados en tu producto. Pero claro, eso es lo que haría cualquier Capital Riesgo. En realidad te dicen que todavía estás en la casilla número 1.

La manera inequívoca para saber si están interesados en ti o no es mirar tus manos. Si sostienen una carta de términos están interesados, si tus manos están vacías, no.

Ir al siguiente librobit de “Manual de Inversores”

Búsquedas recientes: