Entradas etiquetadas: sólo

Confundidos por el azar (30)

Por babalum, 10-04-2007 8:48 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

MINERIA DE DATOS, ESTADÍSTICA Y CHARLATANERIA

Algunas personas han llevado la mineria de datos hasta la la teología. Un reciente ejemplo es “El código secreto de la Biblia” de Michael Drosnin, un antiguo periodista. En el libro se busca mediante un procedimiento especial y ordenadores potentes coincidencias que se puedan interpretar en terminos historicos. Dado que se busca en general y no eventos concretos finalmente se encuentran coincidencias. Un ejemplo es la predicción del asesinato de Rabin, el cual obviamente no hizo mucho caso al aviso. Está de más decir que el libro se vendió bien. 

¡EL MEJOR LIBRO QUE HE LEIDO!

Me gusta invertir mi tiempo en las librerías pasando de un libro a otro y tratando de ver por cual me  decido. Frecuentemente me guío por pistas sugerentes pero superficiales, a veces, sólo por la recomendación de la contraportada, que a menudo contienen elogios de alguien.

¿Cuál es el problema? Que tiendo a tomar la reseña de un libro como una representación de todas las reseñas posibles cuando en realidad es la mejor de las reseñas del grupo de la buenas reseñas. Confundo la distribución del máximo de una variable con la de la variable en sí. El editor nunca pondrá en el forro del libro otra cosas que los mejores elogios.

El ANALIZADOR

Con la ayuda de un programador construí un analizador,  un software que conectado a una base de datos de precios históricos permite chequear el comportamiento hipotético pasado de una regla económica. Puedo, por ejemplo, aplicar la reglas sencillas de mercado, comprar acciones del NASDAQ si ellas cierran por encima del 1.83% respecto al promedio de la semana anterior, e inmediatamente tener una idea de su comportamiento en el pasado. Si el resultado no me agrada, puedo cambiar el porcentaje y la complejidad de la regla, hasta quedar satisfecho.

¿Qué estoy haciendo? Buscando la regla superviviente dentro del conjunto de reglas que pueden funcionar. Estoy seguro que existirá alguna acción en el mundo cuyo histórico de precios esté correlacionado con los cambios de temperatura en Ulan Bator. Es cuestión de buscar y seguro que lo encontraremos.

Debo desacreditar los excesos que he visto en el uso de este tipo de herramientas durante mi carrera. Arropados por toneladas de datos y noches sin dormir ajustando sus estrategias de inversión muchos pierden su sentido crítico y acaban fiandose ciegamente de los resultados obtenidos con datos históricos.

[Nota de Babalum: los aficionados al análisis bursátil seguro que conocen este tipo de software como el Metastock. Que fácil es encontrar sistemas que se ajustan perfectamente a los datos históricos y por arte de magia dejan de funcionar en cuanto se intentan poner en marcha. ¿Os suena a alguno?]

En cuanto a las reglas de inversión que muchos utilizan con éxito a día de hoy, hay quien opina que no son más que reglas supervivientes por azar, y que en realidad no encierran en si mismas ninguna capacidad de predicción real.

CONSECUENCIAS ALGO MÁS PREOCUPANTES

Históricamente la medicina se ha desarrollado por el método de prueba y error –es decir, estadísticamente, pero muchos investigadores en medicina no conocen las implicaciones de los sesgos estadísticos y que algunas correlaciones son fruto del azar. Así, un reciente estudio médico relaciona el fumar con una reducción del cáncer de mama. La lógica debería indicarle que este resultado es sospechoso.

RESULTADOS TRIMESTRALES : ENGAÑADOS POR LOS BENEFICIOS

Los analistas de Wall Street están entrenados para detectar todo tipo de trucos contables que las compañías utilizana la hora de decalarar sus ganancias, pero no están preparados aún para vérselas con la aleatoridad. Con las compañías sucede justamente lo mismo que vimos con los gestores de fondos. De una muestra inicial de éstas habrá un grupo que mostrará resultados excelentes en un periodo, sin  trucos, sólo debido a la aleatoriedad. A medida que algunas de estas empresas vayan repitiendo los buenos resultados las acciones de éstas serán más y más recomendadas por los analistas, sin darse cuenta éstos hasta que punto una proporción de las empresas exitosas no son más que el resultado del azar.

continúa en el librobit (31) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (26)

Por babalum, 26-11-2006 6:47 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

LOS SESGOS DE LA REALIDAD

Existen otros aspectos del problema de los monos. Uno de estos aspectos no es solo que nadie se fija en el resto de los monos, sino que muchas veces éstos no son siquiera visibles. Están escondidos o ocultos y sólo se nos muestra el vencedor. Aunque ocultar el fracaso constituye una respuesta natural, es lo que nos engaña y nos lleva a la percibir únicamente a los ganadores como muestra representativa de toda la población. Inevitablemente esto nos lleva a conclusiones erróneas acerca de las probabilidades de ciertas estrategias, acciones o teorías. No respondemos según las probabilidades reales sino según la percepción social de ellas. Incluso personas con conocimientos estadísticos y de probabilidades no responden inteligentemente ante éstas situaciones.

LA SIGUIENTE PARTE DE ESTE LIBRO

Ya vimos situaciones donde la gente no parece aceptar la posible ocurrencia del evento raro o sus horribles consecuencias, pero un libro sobre aleatoriedad estaría incompleto sin una presentación de los posibles prejuicios y sesgos que pueden formarse por los eventos del tipo “cisne negro”. En la siguiente parte de éste libro presentaré estos sesgos ques son: (a) el de la supervivencia (sólo vemos al vencedor), provocando una imagen distorsionada de la probabilidad, (b) la suerte es frecuentemente la razón fundamental para el éxito extremo, y (c) nuestra incapacidad biológica para comprender las probabilidades.

RODEADO DE DEMASIADOS MILLONARIOS. COMO DETENER EL DOLOR DEL FRACASO

ALGO DE FELICIDAD

Marc vive en la Avenida Park, en New York, con su esposa y sus tres niños, gana $500,000 al año y lleva una aparentemente confortable vida como abogado. Durante la semana trabaja largas jornadas. Mostró ser inteligente desde pequeño, asistiendo al Harvard Collegue y más tarde a la Escuela de Derecho de Yale, con resultados bastante aceptables. Actualmente es socio de una prestigiosa firma de abogados, pero no sin el usual coste en su vida personal. Su primera mujer le abandonó.

DEMASIADO TRABAJO

Después se casó con Janet, tuvieron tres niños y se compraron un apartamento en la “Park Avenue” y una casa de campo. Pero desde el punto de vista material ellos son, quizás, los últimos en la escala social en el edificio de apartamentos donde viven, pues éste está habitado por ejecutivos corporativos altamente exitosos, operadores de Wall Street, y empresarios de muy alto nivel. Sus hijos van a una escuela de menor categoría.

ERES UN FRACASADO

Janet no deja de sentirse humillada por las otras señoras cuando va a recoger a sus niños, o al encontrarse en el ascensor con  alguna otra esposa con diamantes más grandes. ¿Por qué su esposo no tiene más éxito? ¿Acaso no es inteligente y muy trabajador?. ¿Por qué otros tienen millones y su esposo no, a pesar de su  alto coeficiente intelectual?.

Este caso ilustra muy elocuentemente el efecto emocional del prejuicio de la supervivencia. Janet está computando mal las probabilidades. No está usando la distribución adecuada. En comparación con la población general de los Estados Unidos, Marc está mejor, financieramente, que al 99.5% de sus compatriotas y que el 90% de sus compañeros de Harvard. ¿Por qué es el peor del edificio?. Porque ha decidido vivir entre gente de más exito y los que fracasan no están en la muestra. Ésto hace parecer como si él no fuera bueno absolutamente en nada. Janet se ha casado con un hombre de éxito pero lo que ve a su lado es un fracasado, y esto los somete a un estrés constante. En realidad si quisiese escapar de esa situación de percepción sesgada le recomendaría que se mudase a un barrio menos exclusivo y donde podrían incluso llegar a ser los más admirados. (Nota de Babalum: Claro que también podría cambiar de forma de pensar, pero esto suele ser más complicado de lo que parece.)

continúa en el librobit (27) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (17)

Por babalum, 06-10-2006 10:42 pm


ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”

ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

EL experto en ordenadores y ecuaciones

John era asistido por Henry, un especialista en cálculos por ordenador para Finanzas, quien le hacía las evaluaciones de riesgos. La mayoría de las ganancias que John generó no se debieron al diferencial de la tasa de interés entre los dos instrumentos descritos anteriormente, sino a que al seguir otros inversores la misma estrategia de John los precios subieron. Para asegurar su estrategia, John se asesoraba de un departamento que le informaba cuándo un bono ofrecía un alto potencial de revalorización y el diferencial estaba cerca a su “valor justo”.

Su fortuna personal de $1 millón a los 32 años, excedía los $16 millones a los 35. Gracias a las influencias (i.e., el uso de préstamos), mantuvo un portafolio de $50 millones involucrado en sus transacciones.

Pero sólo necesitó unos pocos días para que sus millones se volvieran nada y John, al mismo tiempo, perdiera su empleo, durante el verano de 1998, con la caída del valor de los bonos de alto rendimiento. John estaba enfadado con Henry por no haber deducido esta posibilidad. ¿Cómo pudo ocurrir esto con un expediente como el suyo, con un equipo de asesores y los beneficios de una matemática sofisticada? ¿Sería debido a que quizás él se olvidó del azar?

Esta última es precisamente la respuesta. Probablemente John nunca se recuperará de esta prueba, no porque haya perdido dinero, lo cual es normal para un agente de bolsa como él, sino porque quebró en todos los sentidos. Se acabó su confianza. La razón es que John nunca fue un operador de bolsa en primer lugar, sino una de esas personas que estaba en el puesto adecuado en el momento adecuado.

Después de este incidente John se consideraba a sí mismo “arruinado”; aún cuando su fortuna personal rondaba $1 millón, lo cual sería la envidia de más del 99 % de los habitantes del planeta. Pero existe una diferencia entre el nivel de riqueza alcanzado desde arriba y el alcanzado desde abajo. Para sus empleadores el resultado fue peor, pues John ganó para ellos $250 millones en 7 años, haciéndoles perder más de $600 millones en unos pocos días.

Rasgos comúnes

No todos los inversores en bonos de mercados emergentes o de alto rendimiento, se comportan y hablan como si estuviesen por encima del bien y del mal como hacían Carlos y John. Sólo los más exitosos de ellos. Ellos tienen en común los rasgos del triunfador engañado por el azar. No obstante es todavía más preocupante cuando sus jefes y empleadores comparten los mismos rasgos.

continúa en el librobit 18 de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Confundidos por el azar (15)

Por babalum, 01-10-2006 9:02 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

La supervivencia del menos capaz – ¿Puede la evolución ser engañada por la aleatoriedad?

Carlos: El genio de los Mercados Emergentes.

Solía encontrarme con Carlos en muchas fiestas neoyorkinas, donde aprovechaba para preguntarle sobre la compra venta de bonos de mercados emergentes. El término mercado emergente es empleado para definir un país en desarrollo, y los bonos son instrumentos financieros emitidos por sus gobiernos, fundamentalmente Rusia, Méjico, etc.

Estos bonos se comercializaron por centavos cuando a estos gobiernos no les iba bien, lo que atrajo fuertemente a los inversores, y cuando estos bonos se pusieron en boga, pasaron del centavo al dólar, dando lugar a jugosas ganancias.

Carlos no pudo hacer un PhD. en Ciencias Económicas, a pesar de ser un buen estudiante, pero obtuvo un Master y una carrera en Wall Street. Fue contratado para la nueva sección de mercados emergentes del banco de New York en 1992. Su entrada coincidió con los tiempos en que la actividad de dichos mercados emergentes y los ingresos del banco crecían rápidamente.

Tenía los ingredientes exactos para el éxito, pues además de sus conocimientos, parecía serio y era educado, así que se convirtió en una referencia en la comunidad de operadores de bolsa del mercado emergente, siendo promovido una y otra vez hasta convertirse en el jefe de su sección al tiempo que logró una ampliar su capital asignado.

LOS AÑOS BUENOS

La razón por la cual Carlos tuvo años buenos no fue justamente debido a que compró bonos del mercado emergente y el valor de éstos subió durante el período, sino por sus compras durante los declives. Acumuló valores al descender los precios, descargándolos después a medida que el mercado se recuperaba. Sus éxitos le hicieron creer que la intuición económica que tenía le permitía tomar buenas decisiones comerciales.

Una ojeada a los bonos de los mercados emergentes desde que Carlos se involucró en ellos, hasta su último talón de paga extraordinaria en diciembre de 1997, muestra una línea ascendente, con pequeños rizos ocasionales, como la devaluación mejicana de 1995, seguida por una reanimación extensa.

Fue el verano de 1998 el que deshizo a Carlos- esta última bajada no fué seguida de una reanimación. Su expediente hoy incluye un sólo mal momento – pero por desgracia uno malo de verdad. Había ganado cerca de $80 millones acumulados en sus años anteriores, pero perdió $300 millones en sólo un verano.

¿Qué sucedió?

Cuando el mercado comenzó a declinar en junio, sus fuentes, su intuición o su método no estaban preparados para detectar que ésta vez era diferente.


continúa en el librobit (16) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (14)

Por babalum, 30-09-2006 11:25 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

El padre de todos los pseudopensadores

Es difícil dejar esta discusión sin hacer un comentario sobre el padre de los pseudopensadores, Hegel, cuya jerga sólo podía tener sentido dentro de un departamento de humanidades completamente aislado del mundo real. He aquí un fragmento de una de sus afirmaciones:

    “El sonido es el cambio en la condición específica de segregación de las partes materiales, y en la negación de esta condición; meramente una idealidad abstracta o ideal, como ésta sería, de esta especificación. Pero…”

Ni siquiera un simulador de Monte Carlo podría parecer tan aleatorio como este pensador. Sin embargo, el pensamiento Hegeliano es generalmente considerado como una aproximación científica a la historia y hasta dio lugar al surgimiento de una corriente denominada pensamiento neo-Hegeliano. Estos “pensadores” deberían recibir un curso de avanzado sobre teoría del muestreo estadístico antes de ponerse a filosofar.

La Poesía de Monte Carlo

Mi alergia al sin sentido y a la verbosidad se disipa cuando se trata del arte y la poesía. Aunque aparentemente contradictorio, yo soy al mismo tiempo un buscador hipercrítico del rol del azar y por otra parte consiento todas las formas de superstición personal, siendo la estética la que me permite trazar la línea entre estos comportamientos.
Algunas formas estéticas apelan a algo de carácter genético en nosotros, de manera que algo muy profundo en nuestro interior vibra ante la falta de claridad y ambigüedad del lenguaje; entonces, ¿por qué luchar contra esto?

Se ha experimentado con la generación de poesía aleatoria y un ejemplo es la frase:

“Los cadáveres exquisitos beberán el nuevo vino”

Suena incluso mas poetico en el francés original: “Les cadavres exquis boiront le vin nouveau”

No importa cómo haya sido creada una frase si ella es capaz de llenar nuestras necesidades estéticas. independientemente de si la frase es creada por un simulador, o cantada por un poeta, el lenguaje tiene el poder de darnos placer, y examinar su valides intelectual, sometiéndolo a las reglas de la lógica, lo privaría en distintos grados de este poder. Un argumento convincente del papel del lenguaje es la existencia de lenguas sagradas que
aún subsisten. Se puede probar que a partir de la traducción de los servicios y liturgias, del latín a los idiomas vernáculos, por la Iglesia Católica, decayeron las creencias religiosas, pues fueron sometidas a las
reglas científicas e intelectuales sin considerar la estética.

¿Qué tiene esto que ver con un libro sobre aleatoriedad? Es fácil ver que lo que nos hace vivir no es lo racional que llevamos dentro, que no necesitamos ser racionales cuando se trata de los detalles de nuestra vida diaria, sino
sólo en aquellas cuestiones que pueden dañarnos y amenazar nuestra existencia.

Sin embargo, la modernidad parece invitarnos a hacer lo contrario: comportarnos de forma extremadamente realista e intelectuales ante cuestiones como la religión y el comportamiento personal, mientras que toleramos las mayores irracionlidades en los mercados financieros y otras cuestiones altamente aleatorias.

continúa en el librobit (15) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes: