Entradas etiquetadas: Nero

Confundidos por el azar (43)

Por babalum, 23-05-2007 7:25 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”
Índice

EPILOGO. YA LO DIJO SOLON. GUARDATE DE LOS EMBOTELLAMIENTOS DEL TRÁFICO LONDINENSE

Para acabar, volvamos a nuestro protagonista del incio de ésta historia. Mientras que todos los demás inversores de éxito efímero iban desapareciendo poco a poco la fortuna de Nero se iba consolidando. De hecho hubiese podido adquirir a precio de ganga las riquezas de las que se iban desprendiendo. No obstante, éste no era el estilo de Nero. Se permitió muy pocas exenticidades, pero uno de ellos fue apuntarse a un curso de piloto de helicoptero. Quería pilotar su propio helicóptero y evitar el tráfico de los viernes por la tarde londinenses. A pesar de que podía utilizar el tren para trasladarse, siguió con su extravagancia, hasta que un día se estrelló durante un aterrizaje, cobrando finalmente el cisne negro su víctima.

Fin
Índice

Nota de Babalum:
Después de casi un año y medio, éste último librobit completa finalmente la serie de resúmenes traducidos y comentados del gran libro de Nassim Taleb “Confundidos por el azar”. Cuando empecé, no existía traducción al castellano pero en el entretanto se ha publicado una versión del mismo bajo el título de “¿Existe la suerte? Engañados por el azar” por la editorial Paraninfo. Realmente no he leido la versión castellana por lo que desconozco si la traducción es buena. Si alguien lo ha leido y quiere dejarnos su opinión?

Es momento de algunas confesiones. El motivo principal que me movió a empezar éste blog fue querer releer el libro de Taleb. Siempre he encontrado dificil mantener la motivación al releer un libro por segunda vez, por muy interesante que fuera. Ello me llevó a probar algo nuevo. Esperaba que extraer las ideas principales y ofrecerlas a otros lectores me proporcionara suficiente incentivo para releer el libro aunque ya lo conocía.

La segunda confesión es que no he estado solo. A partir del librobit (6) me ayudó en la elaboración de las traducciones y de la primera versión de cada librobit un colaborador desde Cuba. ¡Gracias F.! El lector perspicaz habrá notado la existencia de diferentes estilos, aunque he intentado utilizar “español ibérico” en las versiones finales de los librobits. Quisiera volver a mencionar que las traducciones no son literales y que por ello cualquier error de planteamiento o secciones poco claras son responsabilidad mía y no del autor.

Finalmente decir que agradezco todos los comentarios recibidos y que realmente he disfrutado con el experimento. Gracias también a Yonderboy de Barrapunto que ha ayudado de forma inequívoca a difundir éste blog al publicar una reseña sobre los resúmenes. También me ha hecho ilusión que una pariente del autor tuviese noticias de Nassim Taleb a través de éste blog. Espero que pudieras contactar con Nassim a través del email que te facilité!

Que más? Pues seguramente intentaré publicar un índice de ideas a partir de todos los librobits de la serie y cuando haya acabado de leer el nuevo libro de Taleb “El cisne negro” es posible que me anime a publicar una nueva serie con una selección de los extractos que me parezcan más interesantes.

Saludos
Babalum

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro en español El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (34)

Por babalum, 21-04-2007 12:01 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

ALGUNAS CONSIDERACIONES FUNDAMENTALES

Es hora de revelar el gran secreto de Nero, nuestro heroe de los primeros capítulos. Nero se topó con un cisne negro a los 35 años, cuando le diagnosticaron un cáncer. Nunca podrá olvidar el impacto que le causó la noticia. Después de vagar y vagar en la lluvia finalmente acabó en una librería consultando libros de medicina hasta que se encontró con la siguiente estadística: el 72% de los pacientes con su tipo de cáncer sobreviven. En ese momento supo que lo conseguiría. Al pensar en el 72% de probabilidad de supervivencia, se imaginaba a si mismo esquiando en los Alpes y bien vivo. Contrariamente, pensar en el 28% de probabilidades de morir, le había hecho evocar imagenes de su propio entierro y estar deprimido.

Para las matemáticas es exactamente lo mismo pero para la mente humana cambia totalmente pensar en la probabilidad del 72% o del 28%. No obstante, en ningún momento se visualizó a si mismo un 28% muerto y un 72% vivo.

DE LA PSICOLOGIA A LA NEUROBIOLOGÍA

Por las razones que hemos expuesto se dice que somos ciegos a las probabilidades. Esta idea ha conducido al estudio del efecto que nuestros sesgos causan sobre nuestro comportamiento irracional a la hora de tomar decisiones y ha llenado librerías. Incluso se han creado fondos de inversión con el objetivo de explotar que los mercados siempres sobre-reaccionan y otros que hacen justo lo contrario. Hasta algunos psiquiatras y psicólogos clínicos se están dedicando a estudios de estrategias de inversión – después de todo, se supone que ellos conocen mejor la mente humana que los economistas financieros. Todo ésto suena muy bien hasta que podemos ver a éstos mismos expertos cayendo en las mismas trampas que cualquier “no experto”.

NUESTRO HABITAT NATURAL

El medio en el cual vivimos no es nuestro hábitat natural. Por hábitat natural me refiero a aquel medio en el cual nuestra especie ha pasado el mayor número de generaciones y para el cual estamos más adaptados en base a la evolución de nuestros genes. Según los antropólogos hemos existido como una especie independiente desde hace unos 130,000 años.

Imaginemos, para nuestro análisis, un asentamiento humano de sólo unos 3,000 años atrás. La información está limitada por los medios físicos para su transmisión y no se puede viajar velozmente. El número de personas que se conocen es pequeño y sería fácil encontrar evidencias a favor o en contra de algún hecho, en fin, la vida sería simple y por ello habría muy poco margen para las probabilidades. En los últimos 3.000 años nuestra sociedad ha avanzado mucho y vivimos en un mundo múltiples veces más complejo. No obstante nuestra genética es la misma. Nuestras emociones son las mismas. (Nota de Babalum: éste párrafo me recuerda enormemente el primer punto que expone Paul Ekman en su artículo ¿Porque no sabemos detectar el engaño o las mentiras? cuyo resumen publiqué hace unos meses)

Realmente hemos tenido que esperar hasta la aparición de la literatura sobre el juego para el desarrollo de la teoría de probabilidades. Si no estamos preparados para manejar bien las probabilidades de forma intuitiva simplemente es porque no las hemos necesitado a lo largo de la mayor parte de la evolución de nuestra especie.Muchos de nuestros problemas provienen del hecho de que hemos evolucionado de nuestro hábitat  natural rápidamente, más rápido que nuestros genes. Aún peor; nuestros genes no han cambiado en absoluto.

continúa en el librobit (35) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (4)

Por babalum, 31-01-2006 12:29 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

Transcurrieron algunos años y un buen día al salir de casa Nero Tulip vio a su vecino abatido en su jardín. No llevaba su habitual traje y por su postura y movimientos Nero supo al instante que había sido despedido. John había perdido todo lo que poseía y a ojos de Nero el destino le había devuelto al lugar al que pertenecía.

Nero no pudo evitar una leve y malsana alegría aunque ante todo sintió que sus teorías acerca del azar eran confirmadas. Nunca más, se prometió, sentiría envidia ante energúmenos engreídos simplemente porque no conocían la estructura de lo aleatorio y de los ciclos del mercado.

¿Se puede juzgar a una persona sólo en base a su riqueza o resultados? Algunas veces quizás, pero no siempre. Veremos más adelante que el éxito de una gran mayoría de ejecutivos no es en esencia diferente que dardos lanzados al azar.

No obstante, éstos casi nunca son conscientes del papel que juega el azar en sus vidas. Es más, el éxito hace que se comporten como si lo merecieran. Se les nota en sus posturas, sus movimientos, en la voz, en su serenidad, autoconfianza y credibilidad.

Gracias a estos signos de éxito estas personas son percibidas como líderes y parece ser que, según teorías evolucionistas, éste tipo de comportamiento está relacionado con las ventajas del macho “alpha” en el apareamiento.

El ciclo se retroalimenta y continúa hasta que un día la fortuna les abandona y se inicia el ciclo contrario.

A continuación el autor introduce el concepto de resistencia al azar. Para ello es necesario no valorar únicamente los resultados conocidos sino la totalidad de resultados posibles si se repitieran los sucesos un millón de veces.

La mayoría de gente piensa en la probabilidad solamente en relación al futuro, tomando como 100% probables los hechos ya pasados. Esto es completamente erróneo y lleva a conclusiones equivocadas.

Comparemos el caso de un dentista que se gana la vida con cierta holgura con el caso de alguien que vive a todo lujo gracias a que le ha tocado la lotería.

Si ambos repitieran su vida un millón de veces el abanico de posibles resultados para el primero oscilaría probablemente entre tener una consulta en un buen barrio a estar empleado en alguna clínica dental, mientras que el segundo pasaría la mayoría de su vidas de forma humilde y gastándose una fortuna en billetes de lotería.

continúa en el librobit (5) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (3)

Por babalum, 25-01-2006 11:28 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

John vivía justo enfrente de Nero en una casa mucho más grande que la suya y poseía varios coches de lujo. Se dedicaba a la bolsa igual que Nero pero invertía en productos de alto riesgo.

Cada día Nero estaba expuesto los insultantes lujos de su vecino y al mismo tiempo iban creciendo sus sentimientos de envidia. Su mayor error fue entablar conversación con John, ya que a partir de aquel día aumentó su sensación de ser menospreciado por aquél vecino.

Lo que más inquietaba a Nero era que John no brillaba precisamente por su cultura ni por su inteligencia pero sus ingresos anuales debían superar en varios múltiplos los suyos.

Nero empezaba a sentirse atrapado en la red de la competitividad social y se daba cuenta ello. Empezó a estudiar el tema y dio con los curiosos estudios de Kahneman y Tversky.

Supongamos las siguientes alternativas:

  • Ganar 70.000 USD al año en un entorno donde la mayoría gana 60.000 USD.
  • Ganar 80.000 USD al año en un entorno donde la mayoría gana 90.000 USD.

La mayoría de gente elige la primera opción a pesar de ser el segundo salario superior al primero.

Para tranquilizarse, Nero solía pensar que John simplemente había tenido suerte y que en su gran ignorancia no sabía que la mayoría de veces lo que se debe al azar suele llevárselo el siguiente golpe de mala suerte que acecha a la vuelta de la esquina. Pobrecito.

Mientras tanto John pensaba que su vecino era un snob intelectual y un perdedor.

continúa en el librobit (4) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (2)

Por babalum, 25-01-2006 12:53 am

ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

Dicho y hecho. Nero encuentra una plaza de aprendiz en la bolsa de Chicago y poco a poco va ascendiendo por distintos escalafones desde agente de bolsa hasta operar en su propia empresa de inversión.

Quince años después del episodio con el treintañero, Nero es capaz de tomar decisiones que implican cientos de millones de dólares en un abrir y cerrar de ojos y está encantado con la emoción y aventura que le proporciona su profesión.

No obstante, Nero no es ni de lejos tan rico como otros de sus colegas. Su estilo de inversión se podría calificar como conservador. No utiliza jamás estrategias de alto riesgo y jamás se expone a perder más de un millón de dólares por muy minúscula que sea la probabilidad de que eso ocurra. Para él eso significaría volver al insoportable tedio universitario al cual no quiere volver bajo ningún concepto.

En más de una ocasión durante esos años, Nero ha visto como los fondos de inversión asignados a su cuenta eran recortados a favor de otros compañeros que obtenían rendimientos muy superiores con estrategias de mayor riesgo.

Por otra parte, también ha presenciado muchos de esos compañeros arruinados y expulsados de la profesión después de suceder uno de esos eventos tan improbables como desastrosos. Nero prefiere perder un poco cada día y esperar ese momento para llevarse lo que la gran mayoría, amparada en sus cálculos probabilísticos, ha perdido.

Otro de los motivos por los cuales Nero no es tan rico como sería de esperar es que nunca juega con sus ahorros. Sus ahorros están invertidos en bonos del tesoro. Su pequeña fortuna no está basada en acciones que han doblado su valor y consecuentemente ésta tampoco está a merced de un desplome de los mercados.

Nero estaba satisfecho, su trabajo le dejaba tiempo para sus aficiones y cuando llegara el momento tenía garantizado un retiro sin tener que sacrificar su estilo de vida. Todo hubiese sido perfecto si no hubiese sido por su vecino John.

continúa en el librobit (3) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging