Entradas etiquetadas: Carlo

Confundidos por el azar (14)

Por babalum, 30-09-2006 11:25 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

El padre de todos los pseudopensadores

Es difícil dejar esta discusión sin hacer un comentario sobre el padre de los pseudopensadores, Hegel, cuya jerga sólo podía tener sentido dentro de un departamento de humanidades completamente aislado del mundo real. He aquí un fragmento de una de sus afirmaciones:

    “El sonido es el cambio en la condición específica de segregación de las partes materiales, y en la negación de esta condición; meramente una idealidad abstracta o ideal, como ésta sería, de esta especificación. Pero…”

Ni siquiera un simulador de Monte Carlo podría parecer tan aleatorio como este pensador. Sin embargo, el pensamiento Hegeliano es generalmente considerado como una aproximación científica a la historia y hasta dio lugar al surgimiento de una corriente denominada pensamiento neo-Hegeliano. Estos “pensadores” deberían recibir un curso de avanzado sobre teoría del muestreo estadístico antes de ponerse a filosofar.

La Poesía de Monte Carlo

Mi alergia al sin sentido y a la verbosidad se disipa cuando se trata del arte y la poesía. Aunque aparentemente contradictorio, yo soy al mismo tiempo un buscador hipercrítico del rol del azar y por otra parte consiento todas las formas de superstición personal, siendo la estética la que me permite trazar la línea entre estos comportamientos.
Algunas formas estéticas apelan a algo de carácter genético en nosotros, de manera que algo muy profundo en nuestro interior vibra ante la falta de claridad y ambigüedad del lenguaje; entonces, ¿por qué luchar contra esto?

Se ha experimentado con la generación de poesía aleatoria y un ejemplo es la frase:

“Los cadáveres exquisitos beberán el nuevo vino”

Suena incluso mas poetico en el francés original: “Les cadavres exquis boiront le vin nouveau”

No importa cómo haya sido creada una frase si ella es capaz de llenar nuestras necesidades estéticas. independientemente de si la frase es creada por un simulador, o cantada por un poeta, el lenguaje tiene el poder de darnos placer, y examinar su valides intelectual, sometiéndolo a las reglas de la lógica, lo privaría en distintos grados de este poder. Un argumento convincente del papel del lenguaje es la existencia de lenguas sagradas que
aún subsisten. Se puede probar que a partir de la traducción de los servicios y liturgias, del latín a los idiomas vernáculos, por la Iglesia Católica, decayeron las creencias religiosas, pues fueron sometidas a las
reglas científicas e intelectuales sin considerar la estética.

¿Qué tiene esto que ver con un libro sobre aleatoriedad? Es fácil ver que lo que nos hace vivir no es lo racional que llevamos dentro, que no necesitamos ser racionales cuando se trata de los detalles de nuestra vida diaria, sino
sólo en aquellas cuestiones que pueden dañarnos y amenazar nuestra existencia.

Sin embargo, la modernidad parece invitarnos a hacer lo contrario: comportarnos de forma extremadamente realista e intelectuales ante cuestiones como la religión y el comportamiento personal, mientras que toleramos las mayores irracionlidades en los mercados financieros y otras cuestiones altamente aleatorias.

continúa en el librobit (15) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (10)

Por babalum, 09-07-2006 2:48 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

DENIGRACION DE LA HISTORIA

La sabiduría que encontré en la literatura clásica, como por ejemplo en la historia de Solon, me condujeron a dedicar muchísimo tiempo a ésta. Sin embargo, los humanos no aprendemos de manera natural de las enseñanzas de la historia, como lo demuestra la repetición interminable de idénticos períodos de auge y de crisis que ocurren en los mercados actuales.

Este defecto mental está en la esencia de nuestra naturaleza, bloqueando nuestra habilidad de aprender de los demás. En verdad tenemos dos vías para aprender de la historia: desde el pasado, mediante la lectura de los clásicos, y desde el futuro, gracias al Método de Monte Carlo.

La Estufa está Caliente

Numerosos hechos indican que nuestra información genética no favorece la trasmisión de la experiencia. Así, por ejemplo, sabemos que los niños aprenden sólo de sus propios errores; dejando de tocar una estufa encendida sólo después de quemarse con ésta; no existiendo advertencia posible que genere un ápice de precaución, cosa que también ocurre a los adultos.

Este punto ha sido estudiado en profundidad por Daniel Kahneman y Amos Tversky.

Esta denigración congénita de la experiencia de otros, afecta enormemente a los inversores y a los tomadores de decisiones en los negocios, siendo la causa del fracaso de muchos de mis colegas a pesar de los consejos de los veteranos.

Lo realmente interesante es que he encontrado muchos aspectos comunes a todos ellos, como la argumentación de que “estos tiempos son diferentes” a manera de justificación, siendo incapaces de aceptar que la experiencia ya estaba a su alcance en los libros y siempre aparece la frase “¿por qué me pasa esto a mi?”, lo que se debe a la creencia de ser diferente a los demás.

Por alguna razón todo el respeto que podamos sentir por la historia no se refleja en en el tratamiento que le damos al presente.

Mi SOLON

Otra razón para estar obsesionado con la advertencia de Solon es que la historia de mi familia está plagada de altibajos y de ejemplos de extrema opulencia que alternaban con situaciones de penuria.

Existe un importante aspecto, nada trivial, del pensamiento histórico, que tal vez sea el más aplicable a la bolsa: A diferencia de las ciencias “duras”, en la historia no es posible la experimentación. Sin embargo, la historia es lo suficientemente rica para brindarnos, a la corta o a la larga, la mayoría de los escenarios posibles. La historia y el Método de Monte Carlo nos enseñan que aquellos que a pesar de su capacidades no tuvieron suerte en algún momento de sus vidas eventualmente mejoran, mientras que los estúpidos que sí tuvieron esa suerte, terminan siendo situados donde lo merecen.

De hecho existen estudios que concluyen que más del 80% de la gente a la que le ha tocado algún premio importante en la lotería o en otros juegos de azar, lo han vuelto a perder todo al cabo de un tiempo de entre 6 meses y 5 años.

continúa en el librobit (11) de “Confundidos por el azar”

 

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (8)

Por babalum, 29-06-2006 8:54 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

Evaluador de riesgos

Las instituciones financieras crearon recientemente la figura del evaluador de riesgos, cuya misión es chequear el generador, la ruleta que produce las ganancias y las pérdidas. Muchos excelentes agentes de bolsa se han sentido atraídos por este puesto, incluyendo a mi amigo Jean-Patrice, ya que en promedio se gana más que siendo agente de bolsa. Por otra parte, resulta bastante menos divertido y para conservar el empleo, tienen que ingeniárselas, emitiendo memorandos “políticos” donde calculan el margen de error entre la posibilidad de la pérdida de una oportunidad y el fracaso de la institución.

Reflexiones matemáticas sobre la historia. El “Europlayboy” matemáticas

El nombre Monte Carlo conjura la imagen de un apuesto hombre tostado por el sol, entrando a un casino acompañado por la brisa del Mediterráneo; hábil en cuestiones prácticas, como jugar cartas, hacer apuestas, etc. Sin embargo, cuando pienso en el Método de Monte Carlo, viene a mi mente la feliz combinación de ese hombre práctico con la intuición de un matemático despojada de la excesiva abstracción. De hecho, esta rama de la matemática tiene un inmenso uso práctico, constituyendo más una forma de pensar que una mera herramienta computacional.

Las herramientas

Los Métodos de Monte Carlo surgieron durante el proyecto norteamericano de creación de la bomba atómica y se popularizaron en los círculos financieros en la década de 1980.

Estos métodos consisten en simular cientos o miles de historias alternativas a partir de una situación inicial y unas reglas. Un ejemplo sería las ganancias después de un número determinado de apuestas en la ruleta. Empezando con 1000$ en el bolsillo y fijando una estrategia se simulan mediante un programa de ordenador los resultados para cada una de las apuestas. Para cada jugada sucesiva se anotan las ganancias o pérdidas y el dinero total que posee el jugador. Después de un número determinado de apuestas prefijado se obtiene el resultado neto de esa noche de juego.

Este proceso se repite cientos o miles de veces y de ese modo generamos un alto número de historias alternativas que podrían haber ocurrido. Esto nos permite estudiar no solamente los resultados finales y su probabilidad, sino también cuál sería la situación al cabo de 1 hora o 2 horas de juego y que influencia tienen en el resultado final.

Estas técnicas se pueden utilizar para casi todas las situaciones donde la aleatoriedad o las probabilidades juegan un papel relevante. Desde decisiones empresariales, financieras, de evaluación de riesgos hasta juegos de azar o decisiones personales.

 

continúa en el librobit (9) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging