La crisis Ninja – El libro

Por babalum, 30-04-2009 11:07 pm
La crisis Ninja - Leopoldo Abadía

La crisis Ninja - Leopoldo Abadía

Después de unos meses de silencio vuelvo con un comentario sobre “La crisis Ninja y otros misterios de la economía actual” del ex-profesor del IESE Leopolda Abadía. El libro me lo ha prestado una compañera y lo he devorado en 3 días.

Un libro fresco, sin complicaciones y divertido. Es todo un arte escribir sobre temas micro y macroeconómicos, la crísis actual, los presupuestos generales del estado o como entender un balance mientras se mantiene un tono simpático. Leopoldo consigue que uno se lo pase bien con la lectura del libro.

Por encima de todo, no obstante, destaco su capacidad de llegar a la esencia de las cosas en lenguaje llano y simple. Eliminando todo lo superfluo, tecnicismos complejos y mostrando un sentido común exquisito.

Como ya dice Leopoldo en su libro:

“Es que hay gente que explica las cosas para que no se entiendan.[...] Yo no entiendo cuando la gente que dice saber mucho habla para otros que saben mucho. Me parece una contradicción. Si saben mucho será para que los que sabemos poco nos enteremos. A no ser que no quieran que nos enteremos, lo que temo.”

El libro arranca con la conocida explicación sobre la crísis actual, provocada por las hipotecas basura concedidas a los Ninja (“no income, no job, no assets” = “sin ingresos, sin empleo, sin activos”). Muchos ya la habréis leído. Leer el artículo de La crisis Ninja en la web de Leopoldo.

La explicación sobre los presupuestos generales del estado es brillante. Partiendo de las cuentas de ingresos y gastos de una familia, Leopoldo nos explica los problemas que tiene que afrontar el ministro de Hacienda para montar las cuentas de nuestro Estado.

Transcribo un extracto:

“El montón de las cosas caiga quien caiga (aquellas que hay que pagar pase lo que pase) le hace sudar tinta al ministro. Porque resulta que le ha salido un hijo respondón (alguna comunidad autónoma) y le ha dicho que ni crisis ni gaitas, que haber hecho los deberes y que si no, no haberle prometido el oro y el moro. Y que si no cumple lo que le dijo, se enfadará y no le aydará a aprobar los presupuestos. Y que le vayan dando tila al ministro y a su Gobierno, panda de troleros. Y de paso, que le vayan dando también morcilla al resto de hijos, que ni son hermanos ni nada, y que yo a lo mío y a mis circunstancias. Y como esos resulta que son imprescindibles para aprobar los presupuestos, el ministro (el Gobierno) le dice que vale. Que le dará más dinero. Con lo que:

a. Tiene menos dinero para el montón de cosas que queremos hacer, por lo que empieza a mirar con ojos de recorte a los ministerios (los de relleno y los de verdad).

b. Consigue enfadar a los dieciséis hijos restantes, que le llaman de todo al otro hijo, desde chantajista hasta insolidario. Eso, lo más fino. Y cobarde y mentiroso al ministro, al que le gustaría, por un momento, tener un único hijo (tentación que les ocurre a muchos padres a lo largo de su vida). Pero ahí están todos. Pero son diecisiete. Familia numerosa, enfadados algunos con otros, y todos peleones como ellos solos.

Los ministerios de relleno le dejan frío a nuestro amigo el ministro porque sabe que son sueños de una noche de verano. Y es que a su jefe de vez en cuando se le ocurren cosas, se le calienta la boca y hace alguna que otra tontería que cuesta algunos milloncejos de euros, pero solo eso.”

También me ha encantado la defiinición de Optimismo que cita en el libro. Normalmente estamos acostumbrados a definiciones teñidas de ingenuidad, de “aquí no pasa nada” y negación de riesgos o realidad.

“El Optimismo consiste en sacar el mejor partido posible de cualquier situación concreta”. [...] Porque con esa definición hay que ser optimistas siempre: cuando las cosas van bien y cuando van menos bien. [...] Y en todas ellas cabe la posibilidad de ser optimista.[...] Siempre hay que luchar por sacar el mejor partido posible de cualquier situación concreta. Y luchar es diferente de no asumir la realidad.”

Los dos últimos capítulos me han aportado menos, pero eso es una apreciación personal. En general es un libro muy recomendable que me ha hecho pasar un buen rato.

La crisis Ninja – Leopoldo Abadía

Búsquedas recientes:

Una respuesta para “La crisis Ninja – El libro”

Deja un Mensaje