Confundidos por el azar (9)

Por babalum, 03-07-2006 6:51 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

 

LA MATEMÁTICA DE MONTE CARLO

Los matemáticos puros piensan que los Métodos de Monte Carlo no tienen la elegancia de las matemáticas y les llaman “fuerza bruta” porque pueden sustituir una gran parte de este conocimiento con simulaciones. Sin embargo, estos métodos pueden dar al usuario una mayor intuición respecto al objeto de estudio que las ecuaciones, pues el cerebro de muchas personas y el funcionamiento de determinadas instituciones es más adaptable a este tipo de enfoque. Por otro lado, los agentes de bolsas, estamos interesados en las aplicaciones de las herramientas matemáticas más que en las herramientas en si, de modo que emplearé estos métodos en el libro para los ejemplos por ser también más pedagógicos.

Diversión en mi ático. Haciendo historia.

A principio de los 90, comencé a interesarme por los Métodos de Monte Carlo, lo que me llevó a sentirme como Demiurgo, generando la historia. Puede ser electrizante generar historias virtuales y observar la dispersión de los resultados. Tengo la suerte de que mi profesión me deja casi el 95 % del tiempo libre para reflexionar en mi bien equipado ático con la computadora, que me permite generar millones de historias alternativas por minuto y resolver las más desconcertantes ecuaciones con un mínimo de esfuerzo.

LOS ZORGLUBS SE AGLOMERAN EN EL ÁTICO

Mientras mis colegas estaban inmersos en pronósticos económicos, la política oficial, etc., yo comencé a jugar con mi maquinaria en campos fronterizos a mi formación financiera, como la biología evolutiva, simulando poblaciones de animales rápidamente mutantes ante cambios climáticos, llamados Zorglubs y observando los más inesperados resultados. El siguiente paso fue simular poblaciones de operadores de bolsa de los del tipo “alcistas idiotas”, “bajistas impetuosos” y “precavidos”, ante diferentes condiciones de mercados alcistas o bajistas y observando sus grados de supervivencia a corto y a largo plazo. Casi siempre ocurría que los alcistas, enriquecidos durante las subidas, usarían los beneficios para comprar más valores, haciendo subir los precios, hasta finalmente quedar arruinados cuando las ganancias ficticias se desvanecían al terminar la fiesta. De forma similar los bajistas, raramente acababan ganando dinero al final de la partida.

Sin embargo resultaba que algunos de los que operaban con opciones mostraron un notable poder de supervivencia, ya que podían comprar seguros contra la quiebra, lo que les permitió evitar que los malos resultados de un día acabasen con sus carreras.

A fuerza de utilizar Monte Carlo durante años, ya no puedo visualizar la ocurrencia de un resultado sin tener en cuenta los otros posibles.

continúa en el librobit (10) de “Confundidos por el azar”

 

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Deja un Mensaje