Confundidos por el azar (31)

Por babalum, 15-04-2007 10:29 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

LA CURA DEL CANCER

Frecuentemente nos topamos con publicidad de remedios milagrosos para todo tipo de enfermedades. Muchas veces empleándose testimonios de personas que se han curado, para aumentar la credibilidad. A pesar del desarrollo actual, las personas creen más en un sincero testimonio de este tipo que en una evidencia científica, encontrando la comunidad científica, grandes dificultades para convencer a la prensa de que la medicina es sólo una y que la alternativa no lo es. Subrayo “testimonio sincero” porque realmente creo que muchos de los testimonios que vemos dicen la verdad. Realmente se curaron. No obstante la curación no tuvo mucho que ver con el remedio que anuncian.

Por ejemplo, en algunos casos de cáncer por algún mecanismo que aún no conocemos, a veces los pacientes se curan espontáneamente. A ésto se le llama remisión espontánea. Los testimonios podrían haber tomado cualquier cosa y se habrían curado.El remedio anunciado en televisión a altas horas de la noche no tendría nada que ver.

Un caso interesante ocurre con las aguas curativas de Lourdes, en Francia. Se realizó un estudio estadístico sobre los enfermos de cáncer que después de visitar Lourdes se curaron y se comparó con los índices de remisión espontánea de cancer. No solo se comprobó que la visita a Lourdes no mejoraba la probabilidad de curarse sino que incluso estaba por debajo del índice de remisión espontánea. ¿Podría inferirse entonces que las posibilidades de supervivencia de estos pacientes se reducen por visitar Lourdes?

EL PROFESOR PEARSON Y  MONTECARLO. ¡LA ALEATORIEDAD NO PARECE ALEATORIA!

El conocido estadístico Karl Pearson fue el creador del primer test de no aleatoriedad.  En 1902 examinó millones de series de resultados de la ruleta y descubrió que éstas no eran completamente aleatorias. En realidad, esto es poco significativo, pues sabemos que pequeñas imperfecciones en la ruleta o en la bola pueden generar pequeños patrones de no-aleatoriedad. Hoy en día los estadísticos están de acuerdo en que la  aleatoriedad pura sólo es posible conseguirla teóricamente.

De todo esto, no obstante, se deriva otro severo problema. relacionado con la aleatoriedad. Solemos creer que cuando una serie es aleatoria no mostrará patrones pero en realidad no es así, en la práctica siempre puede percibirse algún patrón si se es  lo suficientemente minucioso. De hecho una serie que no muestre ningún patrón después de examinarla con suficiente detalle será altamente sospechosa de haber sido creada artificialmente.¡Ni siquiera la aleatoriedad real parece aleatoria!

Veamos un ejemplo. Si lanzamos 16 granos de arroz sobre una hoja que tenga dibujados 16 rectángulos iguales, la probabilidad de que haya exactamente un grano de arroz en cada uno de los rectángulos es ínfima. Lo más probable es que hayan algunos con dos, tres y más granos y bastantes estarán vacios. Si ésta misma distribución se encontrase, al estudiar la incidencia del cáncer en los diferentes barrios de una gran ciudad, nos encontraríamos con toda seguridad con quien encontrará relacion entre los barrios con altos índices de cáncer y cualquier otro factor (toxicidad del agua de la zona, antenas de telefonía, torres eléctricas, etc).

EL PERRO QUE NO LADRÓ: EL SESGO DE LA SUPERVIVENCIA EN EL CAMPO CIENTIFICO

Los mismos sesgos de supervivencia que hemos visto en capitulos anteriores son habituales en el ámbito científico. Al igual que en el periodismo, los estudios que no arrojan un resultados no se publican. Sin embargo, puede estarse perdiendo información muy valiosa. Puede haber mucha información contenida en trabajos que no llevaran a conclusiones estadísticamente relevantes. Recordemos la afirmación de Sherlock Holmes en el caso “La Estrella de Plata” – lo curioso era que el perro no ladrara.

continúa en el librobit (32) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Una respuesta para “Confundidos por el azar (31)”

  1. Ahasvero dice:

    realmente serios asuntos…

Deja un Mensaje