Confundidos por el azar (16)

Por babalum, 03-10-2006 8:34 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

PROMEDIANDO

Cuando el Mercado comenzó a caer, Carlos acumuló más bonos rusos, a un promedio de $52. Esta era su característica, promediar. Hacia fines de junio, sus ingresos para 1998 habían caído de cerca de $60 millones a unos $20 millones. Esto le molestaba, pero según sus cálculos durante la recuperación, sus ingresos quedarían sobre los $100 millones. Pensaba que era imposible que estos bonos pudieran bajar de los $48.

Pero vino julio y los bonos cayeron a $43 y, aunque se hundía lentamente, continuó sus apuestas asegurando que Rusia no bajaría más. Decía que estos bonos estaban ya cerca de su valor por defecto, de modo que cuando Rusia pagara sus deudas, se revalorizarían rápidamente.

NAUFRAGIO

El Mercado continuó naufragando y a mediado de agosto el precio de los bonos era $20 y Carlos comenzaba a perder su serenidad. Hacia finales de agosto los bonos rusos se cotizaban ya a $10 y su fondos se habían reducido casi a la mitad, fue despedido y lo mismo sucedió a su superior. Hasta el presidente del banco fue degradado a un puesto de menor importancia.

A pesar de que el gobierno ruso engañó al FMI, los precios de los bonos no habían sido adulterados. Lo que sucede es que esta situación requería más conocimientos que los que Carlos tenía. Un veterano operador comentó: “Esta es la dinámica del mercado” Si la historia hubiese acabado de forma diferente, eso tampoco hubiese probado que Carlos fuese un buen inversor de bolsa, pues no era así.

En ocasiones los más ricos inversores son los peores inversores. A esto le llamaré el “problema de la intersección” En cualquier momento los inversores de bolsa de mas ricos provienen principalmente del subconjunto de todos los inversores cuyo estilo casualmente coincide con las características necesarias para tener éxito en el ciclo más reciente.

Esto no ocurre frecuentemente con los dentistas, gracias a la naturaleza de la aleatoriedad y su menor exposición a ésta.

JOHN EL OPERADOR DE ALTO RENDIMIENTO

John, el vecino de Nero, había sobrevivido siete años en Wall Street como operador altamente rentable de bonos, llegando a dirigir un equipo de operadores en un tiempo record. Se le pagaba el 20% de sus ganancias anuales y tenía el privilegio de invertir su propio dinero en las operaciones.

No podría considerarsele inteligente, pero sí con un buen sentido del negocio. Estaba enrolado fundamentalmente en una actividad llamada operaciones de alto rendimiento, consistente en la adquisición de bonos baratos con un rendimiento de, digamos un 10%, mientras su organización obtenía préstamos al 5.5%. Esto le permitía ganar unos ingresos netos de un 4.5%.

Llegó a juntar un capital por encima de unos $3 billones de dólares. Además reducía su riesgos a cambios en las tasas de interés vendiendo bonos del gobierno a futuro, limitándo su riesgo al diferencial entre estos dos indicadores. Esta estrategia le permitía sentirse protegido.

continúa en el librobit (17) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Deja un Mensaje