Confundidos por el azar (15)

Por babalum, 01-10-2006 9:02 am

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

La supervivencia del menos capaz – ¿Puede la evolución ser engañada por la aleatoriedad?

Carlos: El genio de los Mercados Emergentes.

Solía encontrarme con Carlos en muchas fiestas neoyorkinas, donde aprovechaba para preguntarle sobre la compra venta de bonos de mercados emergentes. El término mercado emergente es empleado para definir un país en desarrollo, y los bonos son instrumentos financieros emitidos por sus gobiernos, fundamentalmente Rusia, Méjico, etc.

Estos bonos se comercializaron por centavos cuando a estos gobiernos no les iba bien, lo que atrajo fuertemente a los inversores, y cuando estos bonos se pusieron en boga, pasaron del centavo al dólar, dando lugar a jugosas ganancias.

Carlos no pudo hacer un PhD. en Ciencias Económicas, a pesar de ser un buen estudiante, pero obtuvo un Master y una carrera en Wall Street. Fue contratado para la nueva sección de mercados emergentes del banco de New York en 1992. Su entrada coincidió con los tiempos en que la actividad de dichos mercados emergentes y los ingresos del banco crecían rápidamente.

Tenía los ingredientes exactos para el éxito, pues además de sus conocimientos, parecía serio y era educado, así que se convirtió en una referencia en la comunidad de operadores de bolsa del mercado emergente, siendo promovido una y otra vez hasta convertirse en el jefe de su sección al tiempo que logró una ampliar su capital asignado.

LOS AÑOS BUENOS

La razón por la cual Carlos tuvo años buenos no fue justamente debido a que compró bonos del mercado emergente y el valor de éstos subió durante el período, sino por sus compras durante los declives. Acumuló valores al descender los precios, descargándolos después a medida que el mercado se recuperaba. Sus éxitos le hicieron creer que la intuición económica que tenía le permitía tomar buenas decisiones comerciales.

Una ojeada a los bonos de los mercados emergentes desde que Carlos se involucró en ellos, hasta su último talón de paga extraordinaria en diciembre de 1997, muestra una línea ascendente, con pequeños rizos ocasionales, como la devaluación mejicana de 1995, seguida por una reanimación extensa.

Fue el verano de 1998 el que deshizo a Carlos- esta última bajada no fué seguida de una reanimación. Su expediente hoy incluye un sólo mal momento – pero por desgracia uno malo de verdad. Había ganado cerca de $80 millones acumulados en sus años anteriores, pero perdió $300 millones en sólo un verano.

¿Qué sucedió?

Cuando el mercado comenzó a declinar en junio, sus fuentes, su intuición o su método no estaban preparados para detectar que ésta vez era diferente.


continúa en el librobit (16) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Deja un Mensaje