Libros

Categoría

Indice "Confundidos por el azar" de Nassim Taleb

Por babalum, 28-06-2008 12:24 pm

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro en español El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

El economista camuflado – Tim Harford

Por babalum, 15-01-2008 12:34 pm

Aprovechando estas de vacaciones he terminado de leer “El economista camuflado” de Tim Harford.

Cuando lo compré esperaba una lectura amena y poco complicada que me fuera mostrando el ángulo “económico” de situaciones diarias en el que no solemos reparar,  precisamente por ser tan cotidianas.

El subtítulo del libro: “La economía de las pequeñas cosas” ayudó a crearme esa expectativa.

Los primeros capítulos no me decepcionaron ya que tratan de cosas tan cotidianas como el café que nos tomamos en el bar de la esquina o de las estrategias de fijación de precios en el supermercado. No obstante, el libro deriva rápidamente a temas mayores como la globalización, los distintos sistemas de sanidad, la teoría de juegos aplicada a las subastas de licencias de telecomunicaciones o el insólito desarrollo de la economía china.

No es que esos temas no sean importantes, simplemente esperaba algo distinto, más liviano y adecuado a unas vacaciones. Además al ser temas bastante complejos estos requieren un tratamiento de mayor rigor y profundidad de la que estaba dispuesto a emplear en estos momentos. En conclusión, me he quedado con 3-4 ideas y el resto me ha aportado poquito (que conste que ésta es una apreciación muy personal, seguro que a otros lectores les parecerá muy interesante el libro y el enfoque que le da el autor).

Resumo a continuación los puntos que me han parecido más destacables.

1. El poder de la escasez.

Es una de las ideas principales del libro que es introducida en el primer capítulo a través del ejemplo de nuestro café diario.

Quien paga tu café?

  • El coste que pagamos por un café es mucho mas alto que el coste de la materia prima -en realidad lo que pagamos es: distribución, envasado, coste del local, camareros, electricidad etc (… bueno, esto no es nuevo, pero son interesantes las consecuencias que se derivan de ello).
  • En los Starbucks el coste de la ubicación es enorme.
  • Hay informes que demuestran que la mayoría de cafeterías no ganan dinero por el alto coste de los locales en sitios privilegiados .
  • De hecho no puede ser de otro modo ya que si tuviesen mucho margen hubiesen estado dispuestos a pagar mucho mas por lograr el local mejor situado.
  • La escasez da el poder. Son los locales bien situados los que son escasos y se llevan la mayor parte de los beneficios que genera el café que te tomas, no las cafeterías o la industria del café.

En los capítulos finales el autor vuelve sobre el ejemplo explicando porque los cultivadores de café nunca serán ricos. No tienen control sobre ninguna fuente de escasez. Cultivar café no requiere ninguna habilidad especial, es relativamente sencillo y hay muchos países que estarían dispuestos a cultivarlos de subir el precio un poco. De hecho todos los intentos de crear cárteles para levantar los precios del café han fracasado hasta la fecha.

No hay escasez, no hay poder, no hay riqueza (…desmesurada).

2. Proporcionar oportunidades para el que está dispuesto a pagar más.

El segundo capítulo está dedicado a distintas estrategias de fijación de producto-precios: individualizadas, por grupos (estudiantes, jubilados, usuarios vecinos…), selección de productos para las zonas más visibles en los supermercados etc.

La que más me ha llamado la atención, porque he caído en la trampa más de una vez, es cobrar mucho más por unos extras, de lo que realmente valen. Esos extras pueden venir en forma de chocolate espolvoreado sobre tu café, unas patatas maxi, una etiqueta de comercio justo o de cultivo ecológico. Cuando compras estos productos el coste de la materia prima suele ser una proporción ínfima del precio que pagas por lo que casi todo el sobreprecio que pagas se convierte en beneficio.

Cuando se puso de moda el café de comercio justo se garantizaba un precio justo al productor de café. Era frecuente pagar 10 peniques más por éstos cafés pero dado la minúscula proporción que el grano de café significaba en el precio del café, el autor calcula que solo 1 penique llegaba al productor. Realmente este penique significaba un aumento considerable para el productor pero el resto desaparecía en algún otro lugar de la cadena de distribución.

La segunda lectura que se puede hacer es que los que compraban el producto de comercio justo estaban dispuestos a pagar al menos 10 peniques más por un café y sentirse diferentes (solidarios en éste caso).

Veamos otro ejemplo del libro donde la combinación producto-precio permite segmentar al consumidor respecto a lo que está dispuesto a pagar ya que las diferencias entre las opciones en ningún caso pueden justificarse en base a su coste real:

  • chocolate caliente : $2,20 (quiero algo sencillo y pagar lo justo)
  • capuchino : $2,55 (idem anterior)
  • café moca : $2,75 (lo básico no es para mí, soy especial y quiero/me gusta la mezcla de los dos ingredientes anteriores)
  • moca con chocolate blanco : $3,20 (soy sofisticado y no me conformo con el chocolate normal)
  • capuchino extra-grande : $3,40 (soy muy voraz, para mi lo más grande)

Supongamos que el coste imputable a la materia prima del capuchino sea del 10% y que el capuchino extra-grande contenga el doble de producto. El precio teóricamente justo sería de $2,81 mientras que el cliente insensible a los precios pagará casi $0,60 (~20%) más.

La cuestión es generar suficientes oportunidades para que el que está dispuesto a pagar más se autodescubra (personalmente creo que no todo vale a la hora de optimizar los beneficios y que trucos como los del mencionado “comercio justo” son claros engaños).

3. Hablar es gratis. Pon tu dinero donde pongas tus palabras.

En los siguientes capítulos se tocan temas como: la eficiencia de los mercados, los precios como transmisores de información, el tema de los impuestos o las externalidades negativas  como las que provocan las congestiones de tráfico en las grandes ciudades.

Me pareció especialmente curiosa la anécdota de como el gobierno de los Estados Unidos combatió la siguiente externalidad negativa.

Para reducir los efectos de la lluvia ácida el gobierno instó a las centrales eléctricas que redujeran sus emisiones de azufre.

Como es lógico, éstas exageraron enormemente los costes para cumplir con las reducciones. “Hablar es gratis”. Se llegaron incluso a barajar cifras de $1.500 por tonelada de azufre.

Entonces el gobierno diseño un ingenioso sistema para descubrir el coste real y obligó a las empresas a respaldar sus palabras con dinero “real”.

Se prohibió emitir azufre sin adquirir previamente una licencia para emitir un cupo determinado. Las empresas podían decidir comprar más licencias en subasta, reducir su producción, mejorar sus procesos para emitir menos azufre o comprar carbón de mejor calidad.

Mediante la subasta el gobierno obligó a las empresas a ser ellas mismas las que fijaran el coste de emitir menos azufre, pero ésta vez no había posibilidad de mentir. Hablar ya no era gratis. A los tres años de iniciar el programa el precio máximo que se alcanzaba por subasta era de tan solo $70 por tonelada de azufre, menos de un 5% de la cifra máxima que se llegó a indicar inicialmente.

El economista camuflado - Tim Harford

 El economista camuflado en Amazon

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (43)

Por babalum, 23-05-2007 7:25 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”
Índice

EPILOGO. YA LO DIJO SOLON. GUARDATE DE LOS EMBOTELLAMIENTOS DEL TRÁFICO LONDINENSE

Para acabar, volvamos a nuestro protagonista del incio de ésta historia. Mientras que todos los demás inversores de éxito efímero iban desapareciendo poco a poco la fortuna de Nero se iba consolidando. De hecho hubiese podido adquirir a precio de ganga las riquezas de las que se iban desprendiendo. No obstante, éste no era el estilo de Nero. Se permitió muy pocas exenticidades, pero uno de ellos fue apuntarse a un curso de piloto de helicoptero. Quería pilotar su propio helicóptero y evitar el tráfico de los viernes por la tarde londinenses. A pesar de que podía utilizar el tren para trasladarse, siguió con su extravagancia, hasta que un día se estrelló durante un aterrizaje, cobrando finalmente el cisne negro su víctima.

Fin
Índice

Nota de Babalum:
Después de casi un año y medio, éste último librobit completa finalmente la serie de resúmenes traducidos y comentados del gran libro de Nassim Taleb “Confundidos por el azar”. Cuando empecé, no existía traducción al castellano pero en el entretanto se ha publicado una versión del mismo bajo el título de “¿Existe la suerte? Engañados por el azar” por la editorial Paraninfo. Realmente no he leido la versión castellana por lo que desconozco si la traducción es buena. Si alguien lo ha leido y quiere dejarnos su opinión?

Es momento de algunas confesiones. El motivo principal que me movió a empezar éste blog fue querer releer el libro de Taleb. Siempre he encontrado dificil mantener la motivación al releer un libro por segunda vez, por muy interesante que fuera. Ello me llevó a probar algo nuevo. Esperaba que extraer las ideas principales y ofrecerlas a otros lectores me proporcionara suficiente incentivo para releer el libro aunque ya lo conocía.

La segunda confesión es que no he estado solo. A partir del librobit (6) me ayudó en la elaboración de las traducciones y de la primera versión de cada librobit un colaborador desde Cuba. ¡Gracias F.! El lector perspicaz habrá notado la existencia de diferentes estilos, aunque he intentado utilizar “español ibérico” en las versiones finales de los librobits. Quisiera volver a mencionar que las traducciones no son literales y que por ello cualquier error de planteamiento o secciones poco claras son responsabilidad mía y no del autor.

Finalmente decir que agradezco todos los comentarios recibidos y que realmente he disfrutado con el experimento. Gracias también a Yonderboy de Barrapunto que ha ayudado de forma inequívoca a difundir éste blog al publicar una reseña sobre los resúmenes. También me ha hecho ilusión que una pariente del autor tuviese noticias de Nassim Taleb a través de éste blog. Espero que pudieras contactar con Nassim a través del email que te facilité!

Que más? Pues seguramente intentaré publicar un índice de ideas a partir de todos los librobits de la serie y cuando haya acabado de leer el nuevo libro de Taleb “El cisne negro” es posible que me anime a publicar una nueva serie con una selección de los extractos que me parezcan más interesantes.

Saludos
Babalum

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro en español El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
(libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (42)

Por babalum, 21-05-2007 8:04 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

CREENCIAS Y DEPENDENCIAS DEL CAMINO

Se dice que las creencias dependen del camino si la secuencia de creencias es tal que la primera de ellas domina sobre el resto. Veamos un pequeño test. Imagina que posees un cuadro que compraste hace años por 20.000 $ y que actualmente vale 40.000 $. La pregunta es: ¿Lo comprarías hoy por su precio actual? Si la respuesta es no pero aún posees el cuadro, se pude concluir que tienes apego a tus decisiones iniciales. No existe ninguna motivo racional para seguir manteniendo el cuadro si no estuvieras dispuesto a comprarlo por el precio actual.

Existen motivos para creer que por razones evolutivas, podemos haber sido programados para ser leales a las ideas en las que hemos invertido tiempo. Pensemos en las consecuencias que traería que un político fuese tan racional que durante una campaña cambiara constantemente de partido, por el hecho de que evidencias frescas así lo aconsejasen. Así debería actuar un inversor de bolsa. No obstante existen algunas investigaciones médicas que aseguran que un comportamiento totalmente racional no es normal y puede estar relacionado con un malfuncionamiento de la amigdala, que por otra parte también se relaciona con personalidades psicópatas.

CALCULAR EN LUGAR DE PENSAR

La teoría de la probabilidad fue desarrollada principalmente gracias a los juegos de azar. Pero a diferencia del mundo real, los juegos de azar tienen reglas claras. En el mundo real ni tan siquiera sabemos de cuantos palos se compone la baraja y mucho menos cuantas cartas hay en juego. No obstante el académico Harry Markowitz tuvo las osadía de crear un método para calcular riesgos futuros a partir del grado de incertidumbre futuro, lo cual solo sería posible si el mercado tuviese reglas bien definidas – que, claramente, no es el caso.

Uno de los resultados más inmediatos del método fue el poner al sistema financiero cerca del colapso en 1998 gracias a dos colegas de Markowitz, Dr. Robert Merton y Dr. Myron Scholes. Fundaron un fondo de inversión basado en dicho método. De alguna manera realmente creyeron que mediante cálculos podrían medir el riesgo de forma científica sin pensar en la posibilidad de que ocurriesen imprevistos de gran impacto: los cisnes negros.

Dado que me dedico a apostar contra las predicciones de los economistas financieros, estos colegas de Markowitz me ayudaron a ganar dinero y que yo pudiese montar mi empresa Empírica.
Podría pensarse que cuando los científicos cometen un error, a continuación integran los nuevos descubrimientos para adaptar sus teorías. Pero eso no ocurrión en el caso de Merton y Scholes, al contrario, no hiceron más que quejarse de que otros inversores se lanzaron a despedazarlos en el mercado en cuanto mostraron los primeros signos de debilidad y que todo fué debido a un evento imprevisible. Que ironía. Un evento imprevisto hizo que no funcionase un método para calcular el riesgo futuro en base a la incertidumbre futura. Todo menos aceptar su fracaso, aunque por supuesto eso invalidaría las ideas que crearon a lo largo de sus carreras. Comparémoslos con Soros, quien afirma sin el menor rubor que no es infalible y que es capaz de replantearse cualquier creencia previa.

DE FUNERAL EN FUNERAL

La gente confunde la ciencia con los científicos. La ciencia es grandiosa, pero los científicos son humanos. Están casados con prejuicios, pudiendo defender a ultranza ideas que van contra la verdad. Hay quien dice que la ciencia no avanza hasta que un nuevo científico toma el relevo del anterior pero no sus prejuicios y resistencias a aceptar nuevos conocimientos. La ciencia avanza de funeral en funeral.

continúa en el librobit (43) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El Cisne Negro (versión española)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable
 (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging

Búsquedas recientes:

Confundidos por el azar (41)

Por babalum, 19-05-2007 6:06 pm

ir al librobit anterior de “Confundidos por el azar”
ir al librobit (1) de “Confundidos por el azar”

CarneadesEn su primer día, ante la audiencia romana, Carneades hechizó a los presentes por la solidez de sus argumentos en favor de la justicia, como la más alta de nuestras motivaciones. Pero no era esto exactamente lo que pretendía.

Al siguiente día, estableció la doctrina de la incertidumbre del conocimiento en la forma más convincente posible. ¿Cómo? Refutando, con argumentos igualmente sólidos,  lo que había establecido el día anterior, convenciendo a la misma audiencia, justamente de lo contrario.

Carneades no fue el primer escéptico, ni el primero en enseñarnos la verdadera noción de probabilidad, pero este incidente permanece como el más impactante sobre generaciones de retóricos y pensadores. No fue meramente un escéptico, sino un dialéctico, siempre en contra de los dogmas y creencias absolutas.

El primer uso conocido del pensamiento probabilístico en la Historia se remonta a la Grecia del siglo sexto antes de Cristo, donde se empleaba en el marco legal. En el centro de este pensamiento estaba la noción de suceso más probable, que es la noción que nos enseña a ver los eventos y sus diferentes probabilidades de ocurrencia.

LA PROBABILIDAD,  HIJA DEL ESCEPTICISMO

Antes de que la cuenca del mediterráneo fuese dominada por el monoteísmo, con la creencia en una sola verdad, el escepticismo se había hecho común entre los más grandes pensadores. Cicerón, por ejemplo, prefería las probabilidades antes que alegar con certidumbre, pues, según algunos de sus críticos, esto le permitía contradecirse.  Sin embargo, tuvieron que transcurrir doce siglos para que Occidente volviese a alcanzar un pensamiento crítico.

Curiosamente en la edad media, cuando el cristianismo y sus dogmas eran el pensamiento predominante, el mundo árabe albergó un gran número de pensadores críticos. Justamente lo contrario que en la actualidad. En nuestra historia más reciente destaca Popper como uno de los pensadores destacados del escepticismo, el rechazo de los dogmas absolutos y el derecho a contradecirse sin sentirse atado por declaraciones hechas por uno mismo en el pasado.

LAS OPINIONES DE MONSIEUR NORPOIS

En su novela En Busca del Tiempo Perdido, Marcel Proust presenta a un diplomático semi jubilado, el Marqués de Norpois, quien, como hombre prominente de la sociedad, pasaba un tiempo considerable haciendo vida social en los salones. Proust relata abiertamente como su personaje se contradice en varias ocasiones y a causa de ello lo ridiculiza. Proust no considera que el diplomático podría haber cambiado de opinion. Se supone que debemos ser fieles a nuestras opiniones, de lo contrario somos considerados traidores.

Sin embargo, pienso que Monsieur de Norpois habría sido un excelente inversor de bolsa, ajustando constantemente sus opiniones a los últimos eventos y no sintiendose obligado a actuar de forma coherente a sus declaraciones previas. Uno de los mejores operadores que he conocido, Nigel Babbage, tiene la capcidad de sentirse completamente libre de sus opiniones y vender sus acciones sin el menor pestañeo, cuando solamente unas horas antes estaba defendiendo a capa y espada dicha inversión. Lo mismo ocurre con el financiero y filántropo George Soros. Para ellos cada día es borrón y cuenta nueva.

continúa en el librobit (42) de “Confundidos por el azar”

Algunos libros de Nassim Taleb:

Engañados por el azar - en castellano Engañados por el azar (libro en español en Amazon)
Fooled by Randomness - Confundidos por el azar Fooled by Randomness (libro original en inglés)
El cisne negro en Amazon El Cisne Negro. El impacto de lo altamente improbable (libro original en inglés)
Dynamic Hedging - Cobertura dinámica Dynamic Hedging